17/5/12

Gente pequeña con alzas



Javier Fernández  (Antena 3)



«Habemus Papam». Por fin, el largo camino de las elecciones ha terminado y  hay un acuerdo.

La parte positiva es que me parece justo que la fuerza más votada en las urnas ocupe la presidencia del Principado. Es lo justo y no puedo por menos aplaudirlo.

Otro aspecto positivo es un rasgo de Javier Fernández que le presenta como una persona honrada que en nada estaba de acuerdo con la «elasticidad» de muchos de sus compañeros de partido. Quienes le defienden resaltan la oposición frontal que le hizo a Areces por razones éticas. No es poca cosa.

La parte negativa... Bueno, no se alarmen, no voy a hacer recuento exhaustivo. 

Empecemos por lo anecdótico: el retrato que nos ha dejado el PP de Asturias, trabajando infatigable en la tarea de impedir que Álvarez-Cascos ejerciera el poder que le otorgaban los votos, primero y negándose, ya en los tiempos más recientes, a darle una sola oportunidad de acceder a la presidencia.

Muchos se han devanado lo sesos intentando comprender esta actitud. La respuesta es muy sencilla. Hay demasiadas cosas bajo las alfombras y si se levantan, los dos grandes partidos verán expuestas sus vergüenzas por igual. Hay grupos afines a ambos partidos que se han beneficiado de modo legal, en la mayoría de los casos; pero absolutamente inmoral en todos. Hay intereses de personajes afines a unos y otros, con mucho poder, que no van a tolerar que ningún político les desmonte tinglados muy rentables.

Esta es una explicación, simple, elemental; pero clave. Los personalismos de determinadas figuras locales o nacionales, las rencillas, los piques personales fueron el «y además...»; pero la alianza invencible PP-PSOE está en los arcanos de una necesidad común de impedir que salgan a la luz, se entregue documentación a la fiscalía o a los juzgados o se desmonten las tramas que derivan mucho dinero público a manos privadas sin vulnerar la ley o sí, en algunos casos.

Lo que votamos muchos asturianos fue ventilación, agua, jabón y mucha lejía. Quien más, quien menos, todos teníamos noticias de alguna trampa, corruptelas, favores a determinadas personas o grupos, que colmaban nuestra paciencia. Es cierto que teníamos dos candidatos con fama probada de honrados: Javier Fernández y Francisco Álvarez-Cascos. La razón de muchos para preferir a Cascos sobre Fernández es una cuestión de carácter.

Ventilar, limpiar y desinfectar los interiores de la Administración y la Junta, lo sabíamos de antemano y lo comprobamos a lo largo de estos meses, no era tarea fácil. Con el debido respeto y a mero título descriptivo, necesitábamos una «bestia parda», un político con mucho carácter, que no se dejara intimidar por las amenazas y la campaña que iba a tener que soportar si intentaba el baldeo.

Javier Fernández no da ese perfil. Cascos, aunque acabó perdiéndolo, gracias a la colaboración activa del PP con los grupos de resistencia, no se arrugó ante la campaña mediática impía que lanzaron los medios que se verían gravemente perjudicados si se hacía limpieza. Javier Fernández ni siquiera va a intentarlo (en mi opinión). Intentará, no me cabe duda, limitar en lo posible esas prácticas poco éticas; pero no cabe esperar en una persona tan introvertida y poco amante de la confrontación un intento serio de saneamiento.

Podemos tener grandes sorpresas. A veces, la formación académica de dos personas, la forma en que moldea el pensamiento  una carrera, genera un grado de entendimiento y complicidad entre dos personas en apariencia muy distantes  ideológicamente. Aunque es poco probable, Cascos y Fernández comparten esa estructura mental. Ambos son ingenieros, aunque de distintas ramas. Si Javier Fernández quiere proceder a un saneamiento profundo y no se siente con fuerzas, no es descabellado aventurar que busque, para ese fin, la alianza con Cascos. 

Sin duda, aunque posible, es más probable que nada de eso ocurra. Lo que tendremos, en un momento en el que necesitamos de forma perentoria una mente imaginativa y brillante que encuentre caminos para reflotar nuestra economía, es ese funcionario que, en su momento, fue Consejero de Industria del Principado. Pasó por ese puesto tan importante sin pena ni gloria. La mayoría ignora que estuvo ahí; no se notó, no hubo ningún éxito relevante. Fue invisible su tarea, no se vio ninguna mejora, nada pasó que le destacara.

Ahora será Presidente, gracias a UPyD y, sobre todo, al PP. Y esta tierra, llena de personas muy grandes, se verá, una vez más condenada a la pobreza por los liliputienses. La gente pequeña del PP de Madrid, la gente pequeña del PP de Asturias y, sobre todo, los diminutos Rosa Díez y Nacho Prendes.

Prendes es Abogado de profesión. Se supone que el primer requisito para el ejercicio de esta profesión es saber redactar un escrito, dotarlo de forma y contenido, estructurar las ideas, sentar premisas y desarrollar razonamientos.

UPyD se mostraba muy orgulloso de su documento para el pacto. Excuso analizarlo. Juzguen por sí mismos si esto puede ser aprobado (no digo ya redactado) por un jurista medianamente competente. 

Pero lo que me ha humillado han sido las declaraciones de Rosa Díez. Ella es la salvadora de Asturias. Gracias a ella ya no nos intervendrán. Y lo mejor: lo que le preocupa a la lideresa de UPyD es modificar la ley electoral. Está encantada y muy en línea con su mentalidad fashionista, nos brinda la deslumbrante oportunidad de ser tan fashionistas como ella (¡Oh, gloria bendita!) estrenando un look que copiará pronto toda España, gracias a ella.

El inmenso ombligo de Rosa Díez no ve el paro, la pobreza, las nulas posibilidades que tenemos de salir de la miseria con los bueyes que nos da para arar. No ve ningún problema importante, ningún gran desafío, salvo cambiar la ley electoral. No puede batir al PP en pequeñez; pero alcanza mucha más nota de la que consiguió nunca en las numerosas ocasiones en las que ella y su ombligo se presentaron como cabezas de alguna elección, a veces con unos zapatos-guante que son una muestra perfecta de su nivel en todos los terrenos.

11 comentarios:

gorkataplines dijo...

Doña Carmen, lo ha cavado.

Hace tiempo, y después de que FAC se tirara a la piscina por segunda vez, predije que esta vez ganaría con holgura suficiente como para además poder gobernar, cosa que creo que hubiera hecho muy bien.

Es evidente que me equivoqué y que no conozco mi futura tierra de adopción muy bien.

Con la colaboración del PP y la inestimable ayuda de la Sra. Díez el desastre está servido, y es que no soy capaz de fiarme de nadie que le haya reído las gracias a Areces y a José Luis Rodriguez durante siete años, aunque sea ingeniero.

Haré una nueva predicción: ya tienen Andalucía y también, aunque por poco tiempo, el País Vasco. Ahora utilizarán Asturias para iniciar la "reconquista", cueste los que cueste a los asturianos, que les va a costar carísimo. Al tiempo.

Así que enhorabuena a los linces de Rajoy y Cospedal, enhorabuena también a FAC, que ha acabado haciendo un pan como unas tortas, y una cerrada ovación a Díez.

Que no nos pase nada, y digo nos porque yo también me siento un poco asturiano.

Un saudo solidario,

GT

Carmen Quirós dijo...

Yo también lo veo negrísimo señor Taplines. La parte buena dentro del desastre es que los asturianos no nos resignamos ni miramos para otro lado y eso puede ser un débil rayo de esperanza.

jano dijo...

Carmen: Me alegro mucho por su vuelta al blog. ¡Magnífica entrada!
Después de tantos meses de demora en formar un Gobierno para Asturias volvemos al punto de partida pero, eso sí, con cambios modestos pero prometedores: Un nuevo presidente que pone fin a la "Tinicracia", un PP asturiano que ha mostrado la trampa que todos los legos en materia política intuíamos, una "mosca cojonera" (con perdón y sin ánimo de ser grosero)-Álvarez Cascos-que va a seguir ahí en su lucha titánica por Asturias y, lo más sorprendente, un partido bisoño, con una lideresa desgajada del PSOE, que obtuvo un escaño en las cortes gracias a FORO, que tira al monte como la cabra y se crece con su papel de bisagra en el Principado. Es como una novela negra de Agatha Christie en la que al final el asesino es el mayordomo de la mansión de Chimneys.
¿Que va a pasar? No lo sé... Pero por lo menos algo ha cambiado en Asturias y, como en el Cluedo, vamos conociendo los secretos de los personajes.
Un abrazo.

Carmen Quirós dijo...

Gracias, don Jano.No se fíe del partido bisoño; es el que más me preocupa. No es un partido propiamente dicho, sino la herramienta política de Rosa Díez que usará su posición en Asturias para sus propios fines sin importar nada el daño que pueda hacernos como comunidad.

La capacidad de Javier Fernández para despegarse del tinismo es limitada. Los políticos dependen de los medios y hay uno muy interesado en que nada cambie; porque perdería mucho dinero obtenido por cauces inadmisibles.

De Mercedes Fernández no cabe espera nada. Así que me abrazo a su esperanza; porque a mí no me queda hoy nada de esa virtud teologal.

Un saludo.

julia dijo...

Magnífico Carmen. Ese es el asunto que explica la hoja de ruta: todo lo que hay que tapar, todo lo que no hay que saber. ¿Quiénes quedarian en pie -por no decir en la calle- si se supiera qué paso con los sobrecostes del Musel? de los políticos que nos gobernaron antes de Cascos, ninguno. Ni uno sólo.

Y muy justo el comentario sobre Javier Fernández, sobre todo los méritos. Pero le añadiría algo al debe: es una persona poco trabajadora. Haciendo uno gracieta, podríamos decir que no deja de ser una cualidad, tal como está el patio.

Lo dicho, estupendo análisis. Algo hemos avanzado con Cascos, los políticos asturianos se verán más obligados a guardar las formas, y nos enteraremos de más cosas que se cocían en la Junta sin que transcendieran practicamente a la prensa. Tenemos en la oposición a la segunda fuerza más votada, y hara por primer vez, oposición, creo que construtiva. Eso espero. Y en cualquier caso, como bien dice usted, no somos de fácil resignación.
Un saludo

Garikoitz Lindbergh dijo...

http://www.abc.es/20120518/espana/abci-rosa-diaz-astur-201205172142.html

julia dijo...

Ahora que me fijo en el título de su post, todavía hay clases, Dª Carmen. Los hay pequeños con alzas que no son, para mí, en absoluto pequeños: Sarkozy.

Hoy, en El Mundo, FJL, habla del asunto. Su antipatía hacia Rajoy hizo que se pudiera en un altar a Doña Rosa. Parece que se empieza a apear, como me pasó a mi desde que RD creo el partido. Aunque yo, que de inocente no tengo nada, sí lo soy bastante más que Federico.

Querido Taplines, tengo que confensarle una cosa. Hace unos cuantos años, cuando empezo a poblarse el oriente de Asturias de vascos insignes, entre ellos José Antonio Zarzalejos (nada que ver con su inteligente hermano, Javier), empezamos a decir en ya podían irse a otra parte, a poner la ikurriña. Ahora ya no se ven yo al menos nolas veo, pero en una época había unas cuantas por los jardines de varios chalets.
Todo este rollo para decirle que a pocos vascos nos gustaría tanto hermanarnos como a usted y su chica.

Garikoitz Lindbergh dijo...

A mi amigo Taplines, a nuestras chicas y a mi nos encantará vivir definitivamente en la tierra de adopción.

Conocemos de primera mano la invasión de los bárbaros que gustan de gritarse unos a otros en vascuence en mitad del súper o por la plaza de Llanes para que todo el mundo les oiga y para marcar territorio (igual que los perros mean en las esquinas).

También sabemos por boca de nuestro amigo Ibarrola la lata que le dio alguno de los chicos "alegres y combativos" de coletilla y pendiente cuando estaba pintando los "cubos". Menos mal que el escolta que tenía Agustín era un guardia civil que mide uno noventa, pero tiene narices la cosa. Ah, y en Llanes venden el Gara. Yo solía ir al kiosko y preguntar si lo tenían y cuando me decían que sí me iba al kiosko de al lado y compraba El Mundo. Lamentablemente el kiosko de al lado lo han cerrado y ya sólo queda el que vende el Gara. Qué país.

Carmen Quirós dijo...

He tenido que atender otras cosas y no he encendido el ordenador hasta ahora.

Su aportación es magnífica, (sus aportaciones lo son), Julia. Ha sido un placer inmenso ver diálogos entre ustedes.

Don Garikoitz, doña Julia, muchas gracias. Gracias a todos.

Asturianín dijo...

Buenas noches, Dª Carmen.

Magnífica entrada y excelentes comentarios. Estupendo análisis de lo que nos pasa. Y, para nuestra futura desgracia, creo que muy acertada predicción de lo que nos espera: Más de lo mismo. El Sr. Fernández puede ser muy íntegro. No me cabe duda que lo es. Pero si no se amputa el miembro gangrenado, la infección se extenderá de forma imparable. Mientras, UPyD, PP y PSOE estarán encantados de haberse conocido. D. Francisco Álvarez Cascos quiso tener su momento. Pero no le dejaron sus colegas políticos. Posteriormente tampoco le dejamos nosotros, al abandonarle por hastío.

¡Pobre Asturias!

Un saludo. Y gracias.

Carmen Quirós dijo...

Gracias por su comentario, Asturianín. Es muy bueno el resumen de lo que ha ocurrido.