30/12/10

Asturias siempre pierde

Francisco Álvarez-Cascos

Llevamos tantos años de gobiernos incapaces, que la sensación general que impera en Asturias es que no hay remedio, que estamos condenados a un declive progresivo hasta el fin de nuestros días, sin esperanza de levantar cabeza.

De repente surge una esperanza. Empieza a circular el runrún de que Álvarez-Cascos se presentaría como Presidente. Yo no le soporto en lo personal; pero me ha demostrado tres cosas: es honrado, es trabajador, es eficaz y eso es lo que necesitamos.

Muchos asturianos, creo que una mayoría, piensan igual. Conozco mucha gente que votó siempre al PSOE que había decidido votarle; porque pensaban que era una suerte para Asturias contar con un gestor como él.

Hoy hemos recibido un jarro de agua fría. Nos han metido de forro a una licenciada en Derecho, protegida del Alcalde de Oviedo, a la que no se le conoce oficio ni beneficio fuera de la política. Se le han visto gestos que la muestran como muy antipática y poco educada. En eso coincide con Cascos, en todo lo demás, están a años luz.

He comentado con miembros de mi familia y amigos la noticia. Todos estamos como si nos hubiera caído un rayo del cielo, atónitos, incrédulos, no somos capaces de comprender esta decisión. Sólo tenemos clara una cosa: no vamos a votar a Pérez-Espinosa y González-Lobón. No vamos a votar, por primera vez en muchos años a Gabino de Lorenzo y ya veremos, en 2012, si votamos por Rajoy.

Esta decisión ha caído en muchos de nosotros como una afrenta personal, como un escupitajo de Rajoy en plena cara a todos los asturianos. Va a costar olvidar esta cacicada vergonzosa, va a ser muy difícil olvidar que Rajoy nos robó lo único que nos quedaba: la esperanza.

Miguel Sebastián y el café





Sebastián minimiza la subida de la luz porque es «más o menos como un café»


Hace meses que pronostiqué que el nuevo mantra zapaterino sería la responsabilidad. Hoy lo ha invocado de nuevo el ministro Sebastián, para justificar una subida de los recibos de 'la luz', haciendo ver a los ciudadanos, mediante un cálculo peregrino, que en realidad el incremento equivale al coste de un café. Basta con que dejemos de ir al bar a tomar café  y ya no notaremos la subida. Claro que, si somos empresarios, el incremento del gasto de energía de nuestra fábrica no se va a resolver prescindiendo del café de media mañana. 

Me ha sentado tan mal la nueva falacia del gobierno, que voy a entrar en una de las causas de la subida de la luz y demostrar el grado de responsabilidad del Gobierno. 

Todo empieza aquí. El RD 661/2007 es la madre del cordero. En su art. 2 establece un régimen especial para la producción de energía eléctrica basada en a) cogeneración, b) energías renovables no consumibles, c) residuos con valoración energética no contemplados en el grupo b).

Pasamos al artículo 36 que regula las tarifas para la categoría b y miremos las primas que establece para la categoría b1 (energía solar). 


Una precisión: en la norma se regula el precio del kWh; pero no perdamos de vista la idea de que un MWh son mil kWh. 

Observemos, también, que se fija una tarifa para los primeros veinticinco años y otra ligeramente inferior a aplicar a partir de los 25 años, sin límite temporal, con lo que si la instalación se mantiene cien años, sean cuales sean las circunstancias, estas centrales recibirán esa retribución. Como machada no está mal. 

Han eliminado este segundo apartado en el RD 1565/2010 para las centrales cuya potencia sea inferior o igual a 100 kWh, a las que  no lleguen a 10MWh y las que no lleguen a 50 MWh; pero se mantiene esa tarifa ilimitada, pase lo que pase para las instalaciones de la categoría b.1.2., que son plantas solares a las que se les permite generar energía con diesel, en los casos en los que no haya suficiente irradiación solar para que entreguen la cantidad acordada. 

Eso quiere decir que esas plantas solares privilegiadas, pueden generar, de acuerdo con la ley, parte o toda su electricidad con un motor que consume diesel y cobrar como si la produjeran con energía solar por los siglos de los siglos; porque a éstas no se les quita la prima a partir de los 25 años como a las otras y tampoco se establece plazo final para el derecho a cobrar la prima. Las primas a la eólica van en el apartado b.2.

Centrado el tema, vayamos con la historia. En el momento en que nace esa ley, la energía fotovoltaica apenas existe en nuestro país y nuestro divino rojo quiere ser adalid de la causa medioambiental. Su sueño era lograr entre 300 y 500 MWh de energía producida mediante paneles solares en el año 2011.

A finales de 2007 (fíjense que el RD es del 25 de mayo) Red Eléctrica envía una nota al Ministerio. Como las plantas fotovoltaicas necesitan conectarse a la Red para volcar en ella su producción, tienen que tramitar el enganche y declarar el volumen de energía que prevén producir. En ese momento hay solicitados 2000 MWh y sigue subiendo. 

No dan crédito, es tan aterrador que no lo consideran posible. Pero la realidad es tozuda y tienen que tomar medidas en 2008. Avisan de que sólo podrán acogerse a esas tarifas, por decirlo de modo gráfico, los que ingresen en la Red energía producida en sus plantas antes de finales de año.

Quejas y protestas, los procedimientos son lentos, Red Eléctrica no les provee de enganches a tiempo para cumplir ese plazo, etc., etc. Los expertos avisan: lo que exige el Gobierno es que se produzca energía en algún momento antes del plazo señalado, no que la planta esté operando con normalidad. Eso significa que un productor puede producir una cantidad de energía, por cualquier medio, enviarla a la Red y detener su actividad poco después. Habrá cumplido la exigencia y no habrá forma de saber si la produjo la planta o unos motores Diesel.

La solución es obvia: basta vigilar esas plantas para ver si están realizando una operación fraudulenta. La dura realidad vuelve a azotarles. Hay entre 40.000 y 50.000 plantas. Es imposible controlarlas todas. Ocurrencia brillante: «¡Que se encarguen las eléctricas de vigilar!» Como es obvio, las eléctricas, que no tenían ningún interés en este sector; porque fueron conscientes de que esas primas eran una barbaridad que no se podría sostener, pusieron patas contra pared y se negaron en redondo a ejercer de vigilantes.

El resultado es que en este momento, la energía producida por una central convencional oscila entre los 37 y los 50 € el MWh. Para la eólica, entre los 60 y los 70. La fotovoltaica tiene un precio de 400 € MWh, que se mantendrá los próximos 28 años para las plantas que han entrado en operación antes del RD 1565/2010, bajará a un coste entre los 250 y los 300 € cuando cumplan 29 años y se mantendrá el resto de su vida útil, porque la eliminación de la prima hecha este año no puede afectar a las que ya operaban antes de ser promulgado el RD y sólo afectará a las que entren en operación ahora. 

No voy a reiterar los costes que vamos a soportar los españoles ante esta medida. Ya los conté en otra entrada.

Como ocurre siempre con el Gobierno, no supo valorar el efecto que iba a tener esa medida y ahora tiene un volumen de producción de energía eléctrica superior a los 2000 MWh que cuesta 400 € el MWh, un precio que dispara los costes de producción y encarece la energía de un modo insoportable. Por eso han tenido que subir el recibo. Esa es la responsabilidad del Gobierno, la real; pero no la única.

Una razón para este estallido de actividad estuvo en la bajada del precio de los paneles solares en 2007. La apuesta del Gobierno tenía la vista puesta en una empresa española, pensaron que ayudarían, no solo a que prosperara esa empresa con el volumen creciente de demanda de paneles, sino que aparecerían otras si las cosas iban bien y proliferaban las plantas.

No fue así. Los productores compraron paneles a los chinos, que son más baratos. No sólo no prosperó la empresa de producción española, sino que tuvo que cerrar, hundida por la competencia china y, por supuesto, no se creó otra. Los puestos de trabajo que pueda crear la fotovoltaica son los derivados del mantenimiento; pero los interesantes, los que generan riqueza real con la aparición de fábricas, mejora de la tecnología de fabricación, creación de una gama extensa de puestos de trabajo, esa está en China, que sin duda está muy agradecida a nuestro Gobierno por el impulso que les ha dado a sus fábricas. 


29/12/10

La subida de la luz

El PSOE se jacta de que ahora se podrá saber «el precio real» de la luz y ahorrar
El secretario de Estado de Energía Pedro Marín (Efe)


Cuando el PP llegó al poder, uno de sus objetivos fue mejorar la competitividad de las empresas españolas. La energía eléctrica era un factor clave y cambió el modelo de la etapa anterior. 

El mercado de la Energía es un mercado regulado. Los precios los fija el Gobierno y las empresas tienen que hacer lo posible para ajustar los costes al precio de venta. El modelo implantado por el PP reveló pronto que estaba conduciendo al sector eléctrico al abismo y en un intento de conjugar el precio que al Estado le convenía que pagaran los consumidores, con el precio real de la energía puesta en el mercado, ideó el llamado déficit de tarifa

Cada fin de ejercicio, el Gobierno calculaba los costes de producción; pero no era fácil; porque en esa época existía una gran variabilidad de los precios de las materias primas, en especial de los derivados del petróleo y era muy difícil saber a finales de año qué precios iban a regir en el ejercicio siguiente. De este modo, si un año se producía un déficit entre los costes de producción y el precio en el mercado, se fijaba un precio un poco más alto para el siguiente ejercicio, confiando que te fuera más favorable en cuanto a costes de producción y enjugara un poco las pérdidas del anterior.

Usando esas herramienta, en el año 2004 el déficit de tarifa, o sea, lo que se les debía a las empresas por la diferencia entre lo que había costado producir la energía y lo que habían percibido por ella alcanzaba los 3.000 millones de euros.

El nuevo gobierno viene con aires de renovación. Hay dinero de sobra para hacer experimentos y se lanzan a potenciar las renovables, ofreciendo primas que encarecen el precio de la energía de modo espectacular. 

Las compañías eléctricas se lanzan a construir molinos; porque la prima que se les ofrece por producir energía eólica es suculenta y sostenible. Ni se les ocurre entrar en la fotovoltaica; porque saben que es imposible que se mantenga la prima exorbitante que ofrecen, al menos el tiempo necesario para recuperar la inversión. Son empresas ajenas al sector las que se lanzan a esa aventura. 

Con o sin crisis, era imposible sostener esa aventura quijotesca. La crisis quemó en muy poco tiempo los recursos disponibles para el Estado y hubo que tomar medidas, la primera, reducir las primas. 

Tienen razón los fotovoltaicos cuando se quejan. Han hecho una apuesta, respondiendo a una oferta del gobierno que les permitía amortizar la ingente inversión que exigen las plantas solares, con la promesa de que ese esfuerzo tendría la recompensa de unos precios por la energía producida que se mantendrían a lo largo de décadas y de repente, se cambian las reglas de juego y ven en riesgo grave amortizar la inversión, incluso sobrevivir a largo plazo.

Aún así, no es menos cierto que debieron ser más avispados, fijarse en que los productores de toda la vida, los que conocen el negocio, no entraron a ese capote tan suculento en apariencia. Buenas razones debían tener para renunciar a la bicoca de percibir precios tan altos. Era fácil deducir que desconfiaban de la viabilidad de esa inversión a medio y largo plazo y por eso se abstuvieron. Si las empresas fotovoltaicas creyeron ser más listas que ellos, en el pecado llevan la penitencia.

Lo triste, es que el pecado se va a repartir a escote; porque esa aventura ha hecho que el déficit de tarifa creciera de forma progresiva, año a año. En el año 2009 fue de 6000 millones de euros. Se han acumulado 17.000 millones y si no se toman medidas urgentes y drásticas, el sistema colapsará; porque ninguna empresa puede sobrevivir vendiendo su producción por debajo del coste año tras año.

No deja de ser sangrante que uno de los cocineros de ese desastre, el secretario de Medio Ambiente, diga que la subida está muy bien porque así los españoles sabremos lo que cuesta en realidad la electricidad y que el PP inventó el sistema de subirles todos los años la factura a los españoles sin que se enteraran, con el invento del 'déficit tarifario' (sic).

Duro es que te suban la luz; pero más duro que, encima, te traten como un idiota. Lo que hacía el PP era procurar, por un lado, que los españoles pagáramos lo menos posible y por otro, que los 'precios políticos' que imponía a los productores de energía eléctrica no generaran una deuda con el sector de tal calibre que obligara a elevar los precios en detrimento de la competitividad de nuestros productos. 

Si hoy nos suben la luz, es porque nuestro gobierno se metió en un proyecto ecologista suicida, generó costes astronómicos de producción que no se cubrían con la factura de la luz y siguió caminando hacia el abismo hasta que la dura realidad de la deuda y las arcas vacías, sin visos de recuperación en varios años, les obligó a dar marcha atrás en sus planes de molinos, paneles solares, bombillas de bajo consumo y zarandajas varias y ahora, hace lo único que le queda: subirnos el recibo de la luz, para que nosotros paguemos los molinos y los huertos solares. 

27/12/10

Del arte no se vive

Francisco Alcaide (franciscoalcaide.blogspot.com)

Internet arde tras el revolcón de la 'Ley Sinde' con opiniones a favor y en contra de la piratería. 

No voy a entrar en ese debate, sólo haré una reflexión como aficionada a escribir (que no escritora) sobre la materia.

A mí, como a todos los que nos apasiona la creación, me encantaría poder dedicarme a ello a tiempo completo, que el trabajo de inventar una historia, desarrollarla y pulirla para dejar un producto acabado, listo para su publicación, me produjera una rentabilidad que cubriera mis necesidades y no tener que recurrir a otro trabajo para sobrevivir.

La realidad es que eso no es fácil. Es muy difícil lograr que se interese por tu obra una editorial. Si lo logras, pondrán ante ti un contrato en el que se fijarán los derechos retributivos que te corresponden como autor en un 10-20% de una cantidad que se calcula sobre el precio de venta del ejemplar, restando el 30% que es lo que le corresponde al distribuidor. La Editorial tendrá derecho al 50 ó 60% y tus derechos empezarán a contar en el momento en que se venda el número de ejemplares que cubran los gastos de edición. 

Es obvio que, salvo un bombazo en el mercado, la venta de mi obra no producirá rendimientos suficientes para asegurarme el sustento mientras preparo otra. La tajada del león se la van a llevar el editor, el distribuidor y, si tengo suerte, el representante literario.

Parece obvio, a primera vista, que la posibilidad de que un creador consiga el objetivo de vivir de su obra es escaso, tal como está montado el sistema.

Desde este punto de vista, el problema no son tanto las descargas, como la propia industria. El trabajo del creador tiene que sostener los costes de una estructura, sin duda necesaria en el modelo actual, en la que él, siendo la pieza clave; porque es el proveedor del producto, es el que obtiene el grado menor de rentabilidad por su labor. 

En algunas disciplinas artísticas, como la música, en la que, en ocasiones, el compositor es a la vez intérprete de su obra, puede compensar lo exiguo de los beneficios que obtiene de la productora con los beneficios de las giras. El resto de los creadores, tienen más difícil acceder a nichos, como las conferencias, las colaboraciones en prensa, la incorporación a seminarios o la colaboración en talleres de creación de prestigio, que les proporcionen ingresos adicionales.

La consecuencia es que sólo unos pocos privilegiados, consiguen hacer realidad el sueño de convertir su pasión en profesión. El resto sólo puede aspirar a recibir periódicamente una cantidad de dinero que complemente su economía; pero que en absoluto le permite abandonar la actividad profesional que le da de comer para dedicarse de lleno a la creación.

Es triste; pero esa es la realidad y la protección de los derechos de autor, en realidad lo que intenta proteger es el derecho de la estructura que vive de su creación. Es necesario evitar la piratería; pero también es urgente remodelar un sistema en el que el que el gran perdedor ha sido siempre el autor de la obra; incluso en el caso de los grandes privilegiados.






24/12/10

Feliz Navidad, señora



Vista general de la calle Uría de Oviedo.
Iluminación navideña de la calle Uría de Oviedo. Foto, Luisma Murias

La crisis les ha dejado sin trabajo, tienen cuatro hijos. La madre suele llevar a la más pequeña con ella cuando va a recoger cada día comida para todos en el comedor de 'La Cocina Económica'. Cecilia es una muñeca peinada con primor por su madre. Limpia, planchada, con una sonrisa permanente en los labios, como su madre, tiene embobadas a las monjas, a las voluntarias, al personal que ayuda en el comedor.

Hoy las monjas preparan las bolsas con especial cuidado. A parte de la sopa y el resto del menú del día, la cargan con paquetes con mazapanes, unas tabletas de turrón, fruta... 

La madre estaba entre las últimas de la cola y aún se detuvo a charlar un rato con otra en la calle, con lo que la encontré cuando salía. Me sonrió y le felicité la Navidad. Había un rastro inevitable de vergüenza en mi felicitación; porque en el fondo, todos somos responsables de que esta familia esté en esta situación, como tantas otras. «Confiemos en que esto se arregle pronto y vuelva a haber trabajo», comenté intentando poner un poco de esperanza en lo que desde mi punto de vista, tenía que ser una Navidad muy triste para ellos.

Pronto me sacó de mi error. Cierto que eran tiempos malos, pero «la buena gente» les ayudaba de un modo inimaginable en su país. Les ayudaban a pagar la vivienda y los gastos, les daban comida que cubría sus necesidades, tenían agua caliente, calefacción, muchas comodidades que los pobres de su país no podían ni imaginar.

Su marido es muy habilidoso y han salido en descubierta para reunir los materiales que necesitaban para adornar la casa. Han cogido ramas verdes, musgo y han estado guardando el papel de aluminio con que les envolvían a veces algunas raciones y con pasta de papel y unas pinturas han hecho las figuras del belén. Están disfrutando mucho preparando adornos con papeles de colores y la casa está quedando preciosa. 

Mañana vendrán unos amigos con sus niños, pondrán la comida en común y cenarán en familia. Cantarán villancicos, bailarán al son de una guitarra y cuando llegue la hora, irán todos a la Misa de Gallo.

«Es una bendición, señora, saber que no hay ningún peligro, que puedes ir con los niños a medianoche por las calles, sin que haya ningún riesgo. Iremos un poco antes para que los niños vean el belén del la parroquia. Lo ponen todos los años, es precioso y les encanta».

Remató contándome que hay que saber aceptar lo que Dios nos mande y me habló de una vecina, subsahariana, que le contó que le pareció una maravilla, cuando llegó aquí, disponer de agua, toda la que necesitara, sin más esfuerzo que abrir un grifo. En su tierra, contaba, la ocupación más importante era disponer de agua y caminaban días y días para buscarla, la administraban con el mayor cuidado y no entendía cómo podía ser tan inconsciente la gente de aquí, que no daba ningún valor a esa suerte increíble de tener toda el agua que quisiera, que la desperdiciaban regando calles cuando llovía a mares, que no se daba cuenta del privilegio que disfrutaba disponiendo de un bien tan valioso.

Ella la entendía; porque, aunque en su pueblo no era tan complicado obtener agua, sí vivió una angustia parecida cuando los huracanes les dejaban sin agua potable. 

Remató con una reflexión lapidaria: la felicidad no está en lo que se tiene, sino en disfrutar lo bueno de cada momento, ser consciente de que tener agua, comida, un techo, los seres queridos a tu lado, es lo más importante y si hay cosas malas, confiar en Dios, tener la fe necesaria para conformarse y esperar que su misericordia te alcance y mejore tu situación. Lo hará si eres paciente, si lo pides y lo ganas siendo bueno, compartiendo con los demás lo poco que tengas, ayudando en la medida de tus fuerzas, dando tanto como recibes para practicar la misericordia que imploras. 

Supe, sin la menor duda, que su Navidad era mucho más feliz que la de la mayoría de los que servirán manjares carísimos, vinos que cuestan lo que ella administraría para vivir varias semanas; pero que reducirían su fiesta a comer y beber, sin tener la menor idea de que era un milagro abrir un grifo y que saliera agua cristalina. En cambio, la madre de Cecilia, su marido, sus amigos e hijos, iban a disfrutar como ninguno de nosotros porque para ellos es un gran regalo todo lo que nosotros damos por hecho y cuando salieran a la Misa de Gallo caminando con tranquilidad por las calles a medianoche, la garantía de que ese paseo era seguro era lo más valioso que podían imaginar.

Feliz Navidad. 

23/12/10

Los meses de los cuchillos largos

Dos son compañía, tres son multitud

José Luis Rodríguez Zapatero, aunque en los últimos tiempos muestre una imagen tensa y un tanto antipática, puede ser una persona muy cordial y agradable en la distancia corta.

La prueba es que, en su copa de Navidad con los periodistas, les ofreció una noticia sensacional: ya tiene tomada la decisión, no está deshojando la margarita. Su mujer, Sonsoles Espinosa y una tercera persona del partido, saben cual es.

Cuentan, los que entienden de política, que el presidente ha decidido no continuar, que lo ve todo muy negro y que los barones de su partido no van a dejar que se presente bajo ningún concepto.

Yo respeto muchísimo estas opiniones; pero les veo un fallo lógico. Ha dicho que tiene la decisión tomada. Punto pelota. A partir de ahí todo son especulaciones. 

Pienso que José Luis es una persona que siempre ve el vaso medio lleno y que sabe examinar la situación desde prismas diferentes al resto de los mortales. Lo que otros ven como un desatino, él lo ve como una postura creativa e interesante. Lo que otros tachan de desastre, él lo ve como un desafío que exige maniobras más osadas; pero que puede controlar.

La verdad es que su vida es muy dura en los últimos tiempos y puede que esa confidencia tenga un objetivo claro: animar el cotarro en el partido y ver qué pasa. Como la gente tiende a confundir los deseos con la realidad y él lo sabe, lo lógico es que piensen que no se va a presentar y empiecen a jugar la partida sucesoria sin contar con que el gran Rubalcaba estará siguiendo cada paso con ojo de lince al que nada se le escapa y obtendrá toda la información sobre lo que se mueva en los arcanos del partido.

El argumento de que los pesos pesados del partido, bla, bla, bla, es absurdo. Los pesos pesados del partido a estas alturas son el presidente-secretario general, que lo domina con mano de hierro hace seis años y su equipo. Los barones no pintan nada, el mismo Felipe González se quejaba de que no contaba con ellos ni para recibir una opinión. Si hubieran podido, ya le hubieran quitado, así que no.

Por otro lado, mi impresión es que el presidente va tomándole gusto a codearse con líderes. Incluso podría haber descubierto que hay otra forma de gobernar, que le gusta más y no sería raro que le apeteciera disponer de más tiempo  para disfrutar del placer recién descubierto. Las cosas están mal; pero tiene plazo y no cabe ninguna duda de que confía en su buena suerte y está seguro de que, al final, pasará algo que le ayude a dar la vuelta a la tortilla.

Y por último, un dato indiscutible: está construyendo la casita que ocupará cuando se retire, pero aún es sólo una parcela en la que ni se han iniciado las primeras labores de edificación. Necesitará un mínimo de dos o tres años para que estén construidas las infraestructuras, edificada la casa, amueblada y en perfecto estado de revista para trasladarse a ella. No es razonable que contemple abandonar la Moncloa antes de que tenga la casa construida y lista para trasladarse a ella.

Así que lo más razonable es que su decisión sea continuar en el cargo. Si las cosas van mal en las autonómicas y municipales, será un revés; pero no le va a afectar en exceso. A cambio, en ese periodo tendrá tiempo de averiguar, sin ningún género de dudas, quién está con él y quien contra él, habrá tomado las decisiones más duras, la cosa empezará a mejorar y cuando llegue el momento, encontrará el camino para conseguir un nuevo mandato. 

Si no lo hace, si no repite como presidente, podrá exhibir su faceta de estadista y fino dirigente del partido. Las elecciones autonómicas y territoriales le hicieron ver que si cedía la cabeza de lista a otro, quemaría un líder valioso en esa pira y su sentido de responsabilidad le llevó a inmolarse por el bien de su partido. 

Nadie podrá rebatir ese argumento. Si los analistas tienen razón, si todo está perdido, quien se presente como cabeza de lista en las elecciones generales por el partido socialista será un cadáver cuando termine el recuento. Lo menos malo para el partido es que la debacle recaiga en quien identifican los españoles como la causa de todos los males que nos aquejan y su partido tendrá que agradecerle que haya apurado el cáliz hasta el final. 

Luego, vendrá la hora de que otro restaure el partido, mientras él se reúne con su bienamada Mariate en el Consejo de Estado, a la espera de que se acaben las obras de su casa y pueda trasladarse a la tranquilidad de la capital del Reino de León y ser feliz con los suyos lejos del mundanal ruido. 

21/12/10

Ley de economía sostenible o cajón desastre

Sinde en su fugaz paso por el Congreso. | EFE.
Fotografía de Libertad Digital en la que aparece Ángles González-Sinde a su paso fugaz por el Congreso


Bueno, el cajón desastre no es solo la Ley de Economía Sostenible. La información que ofrece la prensa es otro cajón desastre. 

¿Por qué llamo a esa ley cajón desastre? Empecemos por el principio. No hay economía sostenible, sino desarrollo sostenible: una forma de desarrollo que se planifica uniendo la economía, la sociología y el medio ambiente en un intento de que el desarrollo necesario para la mejora de la sociedad, la desaparición de la pobreza y la mejora global de las condiciones de vida de los habitantes del planeta, tenga también en cuenta el impacto de las actividades humanas en el Medio Ambiente (¿sigue escribiéndose con mayúsculas?), de tal modo que puedan alcanzarse los objetivos perseguidos, respetando la ecología, evitando las deforestaciones, buscando el mínimo impacto, el control de las emisiones y todos los problemas que suele conllevar el desarrollo económico en los ecosistemas del entorno o en otros muy lejanos, fuentes de materia prima para terceros, que se ven dañados, si no devastados.

Es obvio, por lo tanto, que una ley de economía sostenible, tiende a crear un marco jurídico para la actividad económica que persigue el objetivo del progreso, el bienestar y la desaparición de la pobreza, con la mirada puesta en el Medio Ambiente. Es obvio que una regulación de este tipo es muy compleja: afecta al transporte, a la construcción, a la minería, a la mayoría de las industrias productoras de bienes y a muchas de las productoras de servicios. La casuística es ingente; pero aún así, hay un eje rector que limita su contenido: debe ocuparse de actividades económicas en relación con una mejor organización social y una alta protección del Medio Ambiente.

¿Son los derechos de la propiedad intelectual actividades económicas relacionadas con la sociedad y la protección al Medio Ambiente? Yo diría que no. ¿Qué pinta, entonces, una disposición final, colando de rondón la protección a los derechos de propiedad de los autores sobre sus obras? Nada. Eso es un desastre; porque tenemos una Ley de Propiedad Intelectual que debe ser la que se reforme para contemplar esos problemas y tiene la ventaja de que, en su momento, cuando haya que buscar la legislación sobre la materia, no será necesario peregrinar por una serie de textos en la que se regulan diversos aspectos, impidiendo que una persona no experta, tenga la posibilidad de conocer qué derechos tiene si crea una obra artística y la registra, cómo protegerse ante los piratas y qué herramientas le concede la norma para garantizar sus derechos.

¿Qué hay tras ese intento desesperado de la Ministra en sacar adelante su Ley?


El Presidente de la Academia de Cine lo ha expresado hoy con toda claridad: «si se follan una película en internet la primera semana, ya no levanta cabeza». Se supone que quiso decir que si la piratean la primera semana tras el estreno.


Yo pienso que es un poco exagerado; porque si te bajas una peli buenísima, recién extrenada, lo más que puedes hacer es proyectarla en el PC o en la televisión y reconozcamos que no es lo mismo. Te quedarás con unas ganas tremendas de verla en el cine y tendrán garantizada una asistencia masiva. 


Claro que si la película es un pestiño, lo que harás será echar la descarga a la papelera de reciclaje y no irás al cine a tirar el dinero sacando una entrada. Ningún aficionado al cine que vea una excelente producción en el ordenador o la televisión dejará de ir a verla a la sala por el hecho de haberla descargado. Así que ese argumento no cuela. Lo que demuestra es que las producciones son tan malas que cuando tienes la oportunidad de ver un pase, aunque sea en precario, ves que la publicidad te está metiendo un gol por la escuadra y eso que te ahorras.


Otra cosa es el apartado del lucro de los piratas, cuando tienes que pagar la descarga y se llevan ellos los beneficios del autor o autores. Eso sí debe ser perseguido. Pero el argumento de De la Iglesia no tiene nada que ver con ese otro aspecto, sino con la pasta que se puede gastar el cine en publicidad para llevar al cine a la gente, que pague una entrada y pille el berrinche del quince al comprobar que aquello es un bodrio infumable y que ha sido engañado. 


Felicitémonos por la caída a los infiernos de una ley metida de calzador y de paso, intentemos con todas nuestras fuerzas que nuestro dinero, eso que ganamos con tanto esfuerzo y se lleva el Estado a sus arcas no se dilapide en subvenciones al cine. Recordemos que la peor película de Budy Allen fue Vicki Cristina Barcelona. Le subvencionaron la producción, no tuvo que esforzarse por elaborar un guión 'vendible' a los productores y así salió lo que salió. 


Será muy bueno para nuestra industria cinematográfica tener que luchar por el mercado con buenos guiones, buenos temas, buenos actores y buenas producciones. La subvención lo está enterrando en los abismos.

Una víctima más

Domicilio familiar de la asesinada en Porzuna (Ciudad Real).


 El día 17 de diciembre fue asesinada una mujer, otra más, a manos de su pareja. Había pedido protección; pero el juzgado consideró que no estaba acreditado que hubiera riesgo real para su vida. 

Lo que más me ha dolido de esta noticia, al margen de la muerte de una chica de veinticuatro años que deja cuatro hijos, el menor de ocho meses, huérfanos, fue la reacción de la ministra Pajín. La pobre está muy preocupada y va a estudiar la casuística de la violencia. 

Lo que me inquieta, es que cuando saltó la noticia a los medios, se dio una información (que escuché en persona): el asesino es un hombre marroquí de 29 años. No dieron datos de la nacionalidad de la mujer. 

Esa noticia desaparece de inmediato. Nadie menciona la nacionalidad de los asesinos, salvo que sean españoles. Hace tiempo que rastreo ese dato y me gustaría que alguien me mostrara una estadística; porque es importante saber cuántas de esas agresiones fueron ejecutadas por españoles y cuantas por hombres de otras nacionalidades.

La excusa de que no se puede estigmatizar a los extranjeros informando de su condición de tales cuando protagonizan estos sucesos, me parece estúpida.

La violencia contra las mujeres tiene una base sociológica unida a la psicología. Empezaré por la base psicológica. Hay tres planos evolutivos, descritos a la perfección por Rojas Marcos en varias de sus obras, resumidos (desde mi punto de vista de un modo magistral) en 'El Delirio, un Error Necesario'.

El ser humano evoluciona movido por el deseo: deseo de encontrar comida, de tener un hogar para guarecerse, de disponer de recursos que faciliten la caza... Ese deseo le lleva a idear métodos para obtener lo que busca. Le lleva, también, a relacionarse con las cosas y su entorno de un modo que va cambiando conforme evoluciona intelectualmente.

En ese primer estadio de evolución, su relación con las cosas que toma o le pertenecen, es utilitaria. Es la que mantenemos con las cosas que nos sirven y no despiertan sentimientos afectivos. Compras el periódico porque quieres conocer las noticias, una vez leído lo abandonas en el bar o lo tiras a la papelera con absoluta indiferencia, ya no tiene utilidad y no tienes ningún motivo para conservarlo ni sufres abandonándolo. 

En el segundo estadio, surge un lazo entre el objeto de deseo  y la persona: el sentimiento de propiedad. Es tuyo, te sirve, lo necesitas y lo utilizas en función de tus necesidades; desarrollas un sentimiento de dominio sobre él hasta el punto de que, cuando no puedes mantenerlo o no te sirve ya, no lo cedes a ningún precio, no toleras que lo posea otro y se destruye. Ejemplo: un guerrero desea conquistar una ciudad y lo logra; pero ve que no tiene capacidad para conservarla, que se la van a arrebatar y la incendia y la destruye por completo, antes que otro disfrute de aquel lugar tan hermoso.

El tercer estadio es aquel en el que el ser humano desarrolla afectos por su objeto de deseo. En el ejemplo del guerrero, preferirá entregar la ciudad o abandonarla a tiempo; para evitar que sufra daños, si ve que no puede defenderla.

Este rollo viene a cuento de una realidad: muchas parejas no desarrollan una relación afectiva madura, no han conseguido llegar al tercer estadio de evolución emocional, por las razones que sea (con frecuencia por influencia del entorno, pero otras, sólo porque están dotadas para desarrollar ese sentimiento) y basan su existencia compartida en el sentimiento de propiedad. Esas personas son celosas, posesivas, egoístas, sólo piensan en su satisfacción y exigen que el otro acepte la sumisión a sus criterios, deseos, expectativas. En resumen: el otro no es para él una persona, sino una 'cosa suya'. Lo más trágico es que aún está extendida en la sociedad la idea de que los celos son una muestra de amor, cuando son la prueba incontestable de que lo que revelan es la incapacidad del que los siente para amar. 

El aspecto sociológico viene dado por la concepción del papel de la mujer en una sociedad dada. En los países latinoamericanos, no digamos ya en los norteafricanos, la cultura machista de 'propiedad' de la mujer está muy arraigada. Por ello, no es extraño que ejerzan una violencia psicológica, incluso física y sientan que pueden matarlas si no actúan como esperan de ellas en todo momento, cosa que es una traición muy grave en sus esquemas, que justifica el acto, tanto ante sí mismo, como ante la sociedad, que puede aceptarlo como incontestable.

Por eso es importante aclarar si el agresor o el asesino es o no español; porque si la inmensa mayoría de las mujeres que soportan la violencia de sus compañeros, novios o maridos, está constituida por españoles, habrá que iniciar de inmediato una campaña en las familias y las escuelas para inculcar a los niños y a las niñas la idea diáfana de que la pareja no es una propiedad y deben basar su relación en el respeto y el diálogo. Pero si la inmensa mayoría de los que atacan a sus mujeres son extranjeros, lo que habrá que hacer es una ley que, además de proteger a esas mujeres, expulse al marido, incluyendo a su familia, cuando sea todo el grupo el que la somete a violencia, retenciones ilegales y malos tratos. 

Esos individuos  deben ser expulsados con la prohibición expresa de pisar territorio español durante muchos años, si no el resto de su vida, tras un juicio y una condena que cumplirán de forma previa y completa; porque no sólo son una lacra, sino un pésimo ejemplo para los niños españoles que día sí, día también, ven en las noticias un mundo en el que la violencia más extrema sobre las mujeres se convierte en algo normal. 

Eso para empezar; porque sobre este tema, hay mucho más que meditar, entre otras cosas, el efecto contagio que producen las noticias de este tipo servidas en caliente cada poco. 

Después de todo, no deja de ser una buena noticia que la ministra decida 'analizar', aunque haya necesitado 71 mujeres muertas para darse cuenta de que algo están haciendo mal. 

18/12/10

Gas Natural ficha a Felipe González

[foto de la noticia]

Ésta ha sido la noticia del día y su publicación ha abierto en los foros un debate sobre los sueldos y prebendas de los ex presidentes del gobierno.

Centremos la noticia: Todo presidente cesante tiene derecho a percibir un 80% del sueldo que percibía en la etapa anterior durante dos años. El sueldo del Presidente del Gobierno actual, aprobado en los PGE es de 91.982 distribuidos en doce mensualidades. Pasados esos dos años, percibirá una pensión vitalicia.

En el año 2008 se aprueba en los Presupuestos Generales del Estado una partida destinada a la pensión de los tres presidentes de la democracia: Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo y Felipe González. Su cuantía era 360.620 €, lo que arroja una cantidad bruta de 120. 206 € para cada presidente. Se suma a esa cantidad la disponibilidad de un coche oficial, oficina con secretaria, asistente personal y seguridad a cargo del Estado. En el 2009 se congeló esa cantidad. En el año 2010 la Ley de Presupuestos rebaja esa partida a 270.470, debido a la muerte de Calvo-Sotelo.

Los comentaristas más sesudos, los importantes, los que tienen una clara conciencia de que son dueños de claves que los simples mortales no poseen, explican que es necesario, obligado retribuir los servicios y sacrificios de quienes presidieron el Gobierno asegurándoles una vida 'digna'. El pueblo llano, con la que está cayendo, trina contra estos privilegios.

Yo me acerco más a la postura de los segundos que a la de los primeros. Un presidente tiene un sueldo muy aceptable, teniendo en cuenta que todos los gastos: alojamiento, manutención, vestuario, desplazamientos, vacaciones, seguridad etc., corren a cargo de los Presupuestos. Es cierto que si son honrados, cargarán con los gastos que no están relacionados de forma directa con su trabajo; pero aún así, sus gastos serán muy bajos frente a sus ingresos, con lo que la mayor parte de su salario quedará intacto.

Luego, el ejercicio de su labor les proporciona el acceso a un campo de relación inmenso que les abre las puertas a una actividad profesional muy bien retribuida tras su paso por la política. Si no han sufrido salpicaduras ignominiosas y su gestión ha sido buena, un ex presidente es una pieza muy codiciada. Dispone de un abanico de contactos que suelen ser muy apreciados por las grandes empresas, que ganan imagen incorporando una autoridad que tiene abiertas puertas muy valiosas.

Aznar fue fichado por Murdoch, al margen de las conferencias y cursos que empezó a impartir en cuanto dejó la Presidencia. Vive dos meses al año en Estados Unidos, donde tiene relaciones de amistad con personalidades como Clinton o Bush, al igual que con Piñera y Uribe. 

Felipe González también tiene sus feudos. Es amigo personal y consejero de uno de los hombres más ricos del mundo: Carlos Slim, aunque es muy probable que los escándalos que salpicaron el final de su etapa hayan tenido un precio muy alto en la imagen exterior, puesto que una persona marcada por la corrupción y los GAL, aunque fuera cierto que estaba al margen y desconocía lo que estaba pasando, se presenta como  poco eficaz en el control de los equipos con los que trabaja, si no algo peor, con lo que no es aceptable para empresas de prestigio unir su imagen a la de una personalidad cuestionada.

Sin embargo, Felipe Gonzáles mantiene su prestigio en otros ámbitos en los que sigue siendo influyente: América del Sur, Marruecos, Argelia... y dispone de capacidad para acceder a las personalidades más relevantes de los estados en los que conserva su prestigio e influencia. En esa condición, Gas Natural, que tiene que desatascar su contrato de suministro con Argel, no puede elegir nadie mejor para resolver el problema.

La cuestión es: si su cargo les ha proporcionado una plataforma privilegiada para obtener altos ingresos (60.000 $ por conferencia en el caso de Aznar, cuentan las malas lenguas), entrar en consejos de administración con sueldos espléndidos y resolver su vida de forma más que satisfactoria, ¿por qué hemos de concederles una renta vitalicia que se suma a los otros ingresos?

Lo veo obligado en el caso de Suárez, aquejado de una enfermedad que le incapacita o en el caso de los otros si al final de su vida una mala racha, una desgracia sobrevenida o una suma de errores les dejara en una situación económica muy precaria; pero encuentro inaceptable que esa renta se otorgue de forma automática, tengamos que mantenerles de por vida entregándoles una cantidad mensual de 6.000 €, cuando la jubilación de una persona que haya estado cotizando por la cantidad máxima cuarenta años, no puede superar los 2.466 €.

Reconocer los servicios prestados y garantizar una vejez decorosa es una cosa y otra consentir que nuestros impuestos incrementen las rentas de quien tienen capacidad sobrada para obtener ingresos muy altos. Porque no olvidemos que no son solo los presidentes de gobierno. Hay que sumar Ministros, miembros de las Cámaras, algunos presidentes y cargos de autonomías... Al final, estamos manteniendo una cantidad ingente de pensionistas de oro, mientras los que aportamos el dinero que se necesita para abonar esas pensiones tenemos que arreglarnos, si somos muy afortunados, con 2.466 €.

17/12/10

Un día triste


Blake Edwards murió hoy a la edad de 88 años, dice la prensa; pero no es verdad.

Blake no puede morir; porque nos deja una obra, su obra, su larga vida, en forma de películas, guiones, risas y mensajes para la reflexión entretejidos en sus gags más afortunados.

Nos deja, también una música unida a nuestra vida, fruto  de la colaboración con Henri Mancini a quien descubrió en la película de Orson Wells 'Touch of Evil' (1958) conocida en España como 'Sed de Mal'. Cuando escuchemos 'Moon River' o 'La Pantera Rosa', aunque sepamos que escuchamos a Mancini, siempre recordaremos a Edwards.

Fue un personaje entrañable que llenó nuestras vidas de momentos inolvidables. Hay críticas durísimas en sus películas; pero hechas con tanta ternura, tanta comprensión, tanta tolerancia para la debilidad del ser humano que retrata a través de parodias geniales, que la transmisión de esos mensajes te dejaba un sentimiento amable, tan tolerante y cariñoso como fue el suyo al crear los personajes y las tramas con las que nos hacía reír y pensar.

Blake Edwards tiene un gran valor para mí. No pretendió ser trascendente, concienciarnos, adoctrinarnos. No pretendió cambiar nada, se limitó a ofrecernos su visión del mundo y los seres humanos con humildad, sin pretensiones, con un oficio inmenso, puesto que lo fue todo en el cine: extra, actor, guionista y director. 

Era grande en el plano profesional, en primer lugar, porque estaba tocado de modo innato por esa chispa que distingue a un creador excelente de un genio; en segundo lugar, porque conocía todos los oficios del cine, sabía las dificultades que afrontaba cada una de las piezas del engranaje de la narrativa cinematográfica y recorrió todos los géneros. 

Ese dominio le proporcionó otro de sus grandes logros: era  un gran director de actores que logró interpretaciones antológicas, algunas de las mejores de la carrera profesional de  actores como Audrey Hepburn, Peter Sellers, Jack Lemon, Lee Remick, James Garner o Robert Preston, entre otros muchos. La clave era que daba libertad a los actores y remataba la planificación de la filmación tras observarles en el ensayo en el set.

Es eso lo que admiro: que fuera capaz de abordar el drama del alcoholismo, por ejemplo, en 'Días de Vino y Rosas' y nos evitara el sermón envolviendo el mensaje con un tratamiento genial en clave de humor, dejando de nuestra cuenta reflexionar sobre el problema de fondo o limitarnos a disfrutar una obra maestra. 

Blake Edwards está en otra dimensión, en una dimensión especial a la que fue acercándose a lo largo de una vida y hoy ha dado el salto hacia esa inmortalidad. Nos deja su mirada a través de la cámara, una mirada limpia, franca y aguda, que nos ha ayudado a mirar de un modo nuevo. Eso le debemos, más de lo que él imaginó nunca, con toda seguridad.

16/12/10

Blanco y en botella



Comparecencia
Blanco no confía en que los controladores cumplan su palabra

Así formula 'El País' el titular de un artículo en el que nos cuenta la última entrega de esta tragicomedia cocinada por los excelsos guionistas del Gobierno, Blanco y Rubalcaba, o Rubalcaba y Blanco, con la colaboración especial, tal vez eventual o etérea, del gran Zapatero.

Yo respeto mucho los sentimientos de confianza o desconfianza; pero don José debería entender que no se juega con las cosas de la democracia. No sólo están sometidos a la suspensión de derechos los controladores. El estado de alarma afecta  a todo el país. Quiero decir: el Estado de Alarma; porque lo de estar más que alarmados, aterrorizados, por esta pandilla de simpáticos gamberros tan amantes de epatar a la peña con su amor a la transgresión viene de lejos. 

Ya era difícil sostener el estado de alarma pensado para otro tipo de situaciones, no para conflictos laborales. De hecho, se hicieron huelgas salvajes con grandes destrozos, agresiones, daños a propiedades privadas y bienes públicos y a nadie se le ocurrió una idea así. Ahora, tras el comunicado de los controladores, va a ser un ejercicio de contorsionismo político y mental de primer orden, mantener la medida. Me temo que les han dejado con el culillo al aire; pero también me temo que ellos harán como que no pasa nada, que es una nueva moda y sostendrán su postura.

La cuestión es por qué tienen tanto empeño en mantenerla y lo único que se me ocurre es que estén cocinando algo serio que sacarán pronto, que soliviantará, no ya a los controladores, sino a toda la ciudadanía, tal vez y quieren tener este régimen especial instaurado para que no se muevan ni las hojas de los árboles.

Otra cosa no se explica. Los controladores se han comprometido de modo individual, por escrito a no hacer huelga en Navidad. Una vez hecho esto, por mucho que en el 'conceto' de nuestro entrañable Milhouse haya que desconfiar, no tiene otra que aceptar el compromiso.

No hay otra salida. No puede tener militarizados a los controladores sine díe. Algún día tendrá que levantar la medida y nada le garantiza que no se le pongan en huelga en pocos días. 

Ni siquiera puede garantizar ahora el buen funcionamiento de los aeropuertos. El Estado y los organismos internacionales que regulan la navegación aérea promulgaron normas de seguridad que, en principio, los controladores deben aplicar a rajatabla y si lo hacen, como es su deber, los retrasos serán notables. Ellos pueden asumir la responsabilidad de saltarse algunas de menor entidad en aras de la agilidad, para evitar retrasos; pero lo hacen bajo su responsabilidad. Nadie puede obligarles a apartarse de la normativa y la huelga de celo está servida. Ni la militarización puede evitar eso.

No tiene con quién sustituirles. Formar controladores supone mucho dinero y un tiempo que no tienen, al menos antes de las elecciones generales. 

Espero ansiosa el resultado del debate en el Congreso; porque va a ser muy divertido ver a Milhaus intentar defender lo indefendible ante SS. SS. (hablo de sus señorías, no sean malpensados). 


14/12/10

Cambio climático en Cancún




La fotografía que encabeza esta entrada está sacada de la web Wash Up With That? en la que se publica un artículo al que me llevó otro publicado en Libertad Digital. En esa página se muestra un vídeo en el que se ve a un montón de asistentes a la Conferencia de Cancún sobre el cambio climático firmando un documento en el que se suscribe la prohibición de prohibir el monóxido de dihidrógeno. El grupo norteamericano que planeó la broma alertó a todos sobre la peligrosidad de este compuesto químico que se encuentra en mares, ríos, la atmósfera, incluso en nuestro cuerpo en elevadas dosis. La broma consistía en que ese nombre: monóxido de dihidrógeno (H2O) es la nomenclatura química del agua.

Ya traté en otra ocasión este asunto y sigo en la misma postura. Soy ultra escéptica respecto a este asunto. Aclaro: sé que el clima está cambiando, ha cambiado y cambiará; porque es su naturaleza. En eso no soy escéptica. En lo que sí lo soy es en la banda que trafica con este asunto. 

Si nuestros metereólogos no son capaces de dar un pronóstico fiable, no ya a un mes vista, sino a veinticuatro horas y fallan con profusa frecuencia en sus vaticinios, no es por incompetencia o porque analicen mal los datos, sino porque aún hay muchas cosas que se desconocen, muchos factores que juegan un papel muy importante en los procesos atmosféricos y que no son conocidos. Eso es lo que me espanta: un día de estos, uno de esos iluminados va a conseguir que le dejen realizar una intervención de calado y nos da un disgusto.

Hace meses que traté este tema con un ejemplo. ¿Estaríamos hoy aquí ustedes y yo si en el s. XVI dispusieran de la técnica que tenemos hoy y decidieran atacar el cambio climático? No me jueguen con las cosas del respirar, por favor.

13/12/10

Zapatero ha cogido el toro por los cuernos






video

El viernes pasado el Foro Nueva Economía otorgó un premio a Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo. 

Hubo anécdotas divertidas en la entrega. La primera, la entrada de las personalidades: José Luis Rodríguez Zapatero, Javier Rojo, Joaquín Almunia, Trinidad Jiménez, Valeriano Gómez, Ramón Jáuregui, María Luisa Cava de Llano, Cándido Conde-Pumpido, Manuel Núñez y Antonio Griñán. A la derecha del escenario se habían alineado las sillas que deberían ocupar. Al Presidente le correspondía la primera, empezando por el fondo. Una vez más, se mostró inseguro respecto al lugar en que debía situarse y tuvieron que señalarle su puesto.

La cara del Presidente mostraba un gesto crispado, encerrado en sí mismo y distante, mientras el presidente del Forum, José Luis Rodríguez García presentaba el acto. Cuando le dio la palabra, Zapatero pronunció un discurso en el que, por supuesto, imperaba la visión optimista, «lo que duele en Atenas daña a Amsterdam, si Barcelona florece, Berlín prospera», sin que esas reflexiones le llevaran a la más leve mención de que algo había hecho mal para convertir nuestro país en un problema para Europa y aseguró que estábamos en la última curva de la crisis con una tranquilidad que asustaba. 

Llevaba bien preparado el discurso. Leía; pero levantaba la mirada con frecuencia, la dirigía al premiado o al auditorio y volvía a los renglones sin perderse. Era evidente que tenía memorizado el texto y dio una buena imagen física. Otra cosa era la evidencia de su optimismo infundado rayano en lo suicida.

Cuando la prensa nos cuenta que le llama uno u otro dirigente para apretarle las tuercas, la impresión que se percibe es que se trata de un suceso extraordinario. En ese acto quedó claro que no es así, que hay una comunicación fluida y frecuente. 

Una vez que terminó su discurso, su aspecto cambió por completo. Sonriente, suelto, contento, escuchaba con aire de complicidad el discurso de Hermann Van Rompuy que, con la delicadeza debida al contexto, insistía en la idea fundamental: ahora los problemas de un país son los de todos los países y todos debemos esforzarnos en acometer políticas que ayuden a salvar la crisis. 

Zapatero sonreía encantado de que compartiera su mensaje-fuerza, sin que pareciera percibir que el cordial recordatorio era una petición más perentoria de lo que aparentaba. Pocas horas antes, el Presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, le había dicho que las medidas adoptadas eran insuficientes, que había que profundizar en la reforma del mercado laboral y de las pensiones. Daba un poco de vergüenza ajena lo mucho que se rió cuando, con graves dificultades, Van Rompuy le dijo en español, «felicidades por haber cogido el toro por los cuernos». 

El gesto de Van Rompuy era muy expresivo. La felicitación envolvía un sentimiento de alivio y cierta frustración, entremezclados. Zapatero se quedó con la felicitación, más contento que un gorrión sobre un saco de trigo al ver reconocida su política por el mandatario.

Se notaba, insisto, una complicidad que demuestra que el trato de nuestro presidente con las autoridades de otros países es frecuente. Puede que ellos no tengan la mejor opinión de él, que ni siquiera les caiga bien a muchos; pero es evidente que él se siente integrado en el concierto de autoridades europeas y daba la impresión de que considera a Van Rompuy, si no un amigo, una persona cercana. 

La pincelada frívola de la noche: Trinidad Jiménez tuvo el detalle de rendirle un pequeño homenaje particular al galardonado. Vestida de negro de pies a cabeza, calzó una réplica exacta de los zuecos del traje típico flamenco en versión zapato abotinado de tacón alto que me dejaron muy impresionada.