22/3/12

Asturias enfada a Rajoy



 
Mariano Rajoy (Fotografía de diarioya.es)


Es bueno reflexionar, en lugar de dejar que dominen las emociones. El éxito suele  ir precedido de un análisis certero de la situación del momento, una revisión del pasado y una planificación realista de los pasos a dar para alcanzar el objetivo perseguido, teniendo en cuenta aciertos y errores del pasado y las circunstancias actuales y futuras, para no cometer de nuevo los mismos errores y alcanzar la meta perseguida.

Es muy probable que el Presidente aplique ese criterio u otro similar; pero el enfado que mostró en el último mitin en Oviedo, demuestra que no tiene asimilada la situación de Asturias.

Hace diez meses, Foro Asturias ganó las elecciones con un programa muy similar al del PP: austeridad, organización de las finanzas públicas, eliminación de gastos superfluos (muchos de ellos injustificados e injustificables), transparencia y creación de empleo.

Los asturianos esperábamos que esa coincidencia programática generara de inmediato una alianza entre el PP de Asturias y el Foro. Para nuestra sorpresa, desde el primer día, el PP de Asturias le declaró la guerra a Foro, se alió con el PSOE e hizo lo posible y lo imposible para boicotear al nuevo Gobierno.

Llegaron las elecciones generales. Asturias se decantó más por la necesidad del cambio de Gobierno en España, que por la defensa de sus intereses, representada por la presencia de congresistas de Foro. El PP local se creció ante lo que ellos, con la poca visión política que les caracteriza, interpretaron como una muestra de pérdida de apoyo entre los votantes del Foro y arreciaron en su guerra personal, echándole un órdago al Presidente que respondió con la disolución de la Cámara y la convocatoria de elecciones.

Cuando, tras la paliza del viaje, Rajoy se presentó en el auditorio, el aforo era escaso. El  Presidente consideró que los afiliados del PP en Asturias le habían despreciado y se mostró irritado con el desplante.

Confío que, pasada la primera reacción, recapacite. No voy a mitines y no sé si Foro lo dio ya en Oviedo o no. Tengo noticias de otras localidades donde los locales quedaron desbordados por la afluencia de público ansioso de escuchar a Cascos. 

Rajoy debería sacar las conclusiones correctas de lo ocurrido en el Auditorio: Sus afiliados están furiosos con lo ocurrido. Encuentran inaceptable la guerra que emprendió el PP contra Foro e incomprensible que Génova no haya terciado para cortar por lo sano una lucha de intereses caciquiles que estaban perjudicando de forma muy grave a Asturias.

La maniobra de enviar a Gabino de Lorenzo a la Delegación del Gobierno y a su ex-concejala de festejos, candidata incomprensible a la Presidencia, borrada del mapa, no es más que un parche mal puesto, incapaz de zanjar el escándalo y la ira que sintieron los afiliados al ver lo que estaba ocurriendo sin que Madrid hiciera nada.

El domingo veremos los resultados y tendremos datos incontestables para evaluar los efectos de esa lucha insensata abanderada por el PP local. 

Entre tanto, Rajoy debería reflexionar sobre el plantón de sus afiliados con la cabeza fría y sacar las conclusiones adecuadas. 

Asturias es una Comunidad pobre, gobernada por políticos incompetentes y adocenados que no han sabido aprovechar las etapas de crecimiento coyuntural en el entorno para superar sus crisis y crecer. Es una región despreciable, en términos electorales; porque su población es escasa y sus votos son insignificantes en el contexto nacional. 

Los asturianos somos conscientes de nuestra insignificancia; pero no aceptamos que se nos demuestre que no contamos para nada, que nos demuestren que les importa un rábano nuestro destino, proponiendo cabezas de lista de dudosa competencia, antes también de dudosa moralidad, ahora de bondad probada; pero que no resuelven los problemas que nos agobian en ninguna medida.

Rajoy debería comprender el mensaje de sus afiliados y tomar nota para que, en el futuro, aunque una Comunidad sea pobre e irrelevante, las decisiones que tome el partido respecto a ella no ofendan a sus miembros locales y la política que emprendan una vez contados los votos, merezca la más absoluta condena y cause graves perjuicios, sin que los dirigentes nacionales muevan un dedo a favor de los ciudadanos damnificados.


5 comentarios:

julia dijo...

Muy bien, Carmen. Es un alivio leer algo así. Creo que no sólo Rajoy no reflexionará -¿para qué? Foro no tendrá mayoría absoluta- sino que tampoco lo hará el resto del público, pocos quieren enterarse de lo que sucede aquí.

Es tan franquistamente fácil descalificar a Cascos y hacer gracias a su costa... Asturias tiene poca chica, efectivamente, y eso se paga.

Carmen Quirós dijo...

Tristemente, estoy de acuerdo con usted, Julia. Un saludo.

Asturianín dijo...

Dª Carmen:

Aunque la leo (*), no suelo comentar. Pero hoy no puedo dejar de hacerlo para darle las gracias por lo que ha dicho. Alto y claro.

Gracias.

(*) No con la debida regularidad, lo confieso. Haré propósito de enmienda.

jano dijo...

Magníficamente explicado como siempre, Carmen.
Yo mantendré mi voto el domingo con la esperanza de que algo cambie en Asturias y esta comunidad, ahora tan pobre por la gracia de unos políticos que nunca lucharon por ella, ocupe el lugar que le corresponde.
Un saludo.

Carmen Quirós dijo...

Don Asturianín: no tiene que excusarse por no leerme siempre. Es imposible seguir todos los blogs de forma constante. Entre cuando pueda. Gracias por su comentario.

Don Jano, la esperanza es lo único que nos queda. Rezaremos a la Santina; porque sólo un milagro puede sacarnos del pozo en el que estamos.

Un abrazo a cada uno.