19/10/11

Carta abierta a María Jesús González



María Jesús González (Fotografía Minuto Digital)


Querida María Jesús:

Ayer fue un día terrible para todos; pero para ti fue peor. Se cumplían veinte años del día en el que una bomba lapa adosada a los bajos de tu coche por José Javier Aizkuren Ruiz y Soledad Iparaguirre, estallaba cuando iba contigo tu hija Irene, que tenía doce años. Ella perdió las dos piernas y tres dedos de la mano derecha, tú una pierna y un brazo.

Fuisteis dos de las cuatro víctimas que se produjeron ese día en Madrid. Las otras dos, fueron Francisco Caballar, que murió y Rafael Villalobos, que sufrió también graves amputaciones. 

Ayer tuvisteis que sumar a un recuerdo tan traumático la escenificación de una pantomima encaminada a satisfacer las aspiraciones de quienes os destrozaron la vida. 

Todo eso ocurre porque el Gobierno de España lleva años negociando con ETA para que se cumpla la hoja de ruta jalonada por la muerte y la mutilación de personas elegidas al azar, como es vuestro caso, que eran el instrumento para llevar a término sus planes. El Gobierno de España ha permitido que ayer se abra una nueva etapa en la que la «internacionalización del conflicto», propiciada por la cómplice pasividad del Gobierno en funciones, se os volvieran a amputar miembros sensibles del alma.

No pienses que no lo entienden. Recuerda la respuesta de Zapatero: a él también le mataron un abuelo y desde ese día, inició un calvario de operaciones, vivió entre la silla de ruedas y las prótesis que abren dolorosas llagas con el uso. Entiende, no lo dudes, cómo te sientes, cómo se siente Irene y todas las víctimas; porque a él le mataron a su abuelo y eso le convierte en una víctima, como vosotros. 

Hace cinco años se inició una campaña que no habrás olvidado contra todas las víctimas, en especial contra ti, en la que se os acusaba de que lo que queríais era que otros muchos sufrieran lo que sufristeis vosotros y por eso rechazabais las negociaciones. Por suerte, la campaña cesó tras la T4 y tuvisteis un respiro; pero hoy empieza una nueva campaña, ya lo has visto, en la que no se os ahorran vejaciones ni bromas macabras.

Va a ser muy duro, María Jesús. Sé que eres muy fuerte y que soportarás esto, como lo hará Irene y el resto de las víctimas. Es imposible que no haya momentos en los que el acoso os haga sentir una soledad insoportable; por eso quiero decirte esto:

No vas, no va a estar sola ninguna víctima. Somos muchos millones de personas las que os admiramos, miles las que os queremos y os tenemos como ejemplo de lucha y superación.

Nunca tuviste una mala palabra. Derramas alegría, dulzura y paz y eres un faro para todos nosotros, al que recurrimos cuando nos sentimos vencidos, te miramos y comprendemos que no hay nada insuperable si se lucha con determinación contra los reveses.

Por eso, porque todos estamos en deuda contigo y con el resto de las víctimas, es muy importante que tengáis la certeza de que no os abandonaremos nunca a vuestra suerte. Tenéis todo nuestro apoyo y no repararemos en medios para parar esta locura y que triunfe el Estado de Derecho. 

Lo haremos por vosotros; porque os lo debemos. Vosotros seréis el motor que nos anime a luchar, a no ceder a la pereza o al desaliento y eso tiene un gran valor; porque, reconozcámoslo: todos perdemos con esta rendición y las heridas que abrirá, harán muy difícil la reconciliación entre los españoles.

Espero verte el 29 de octubre. Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia. 

Un abrazo.

5 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Muy emocionante. Enhorabuena.
saludos blogueros

Carmen Quirós dijo...

Gracias José Antonio. Saludos.

jano dijo...

Carmen, hermoso panegírico, en la forma y el contenido, dirigido a dos víctimas de la violencia salvaje de ETA, insultadas como las demás víctimas por esta "conferencia de paz".
Un saludo y enhorabuena.

Rubín de Cendoya dijo...

Me uno a tus deseos, seguro que ahora seremos más que en 2005.

Carmen Quirós dijo...

Gracias Jano. Un saludo.

No sé, Rubín. El Gobierno ha conseguido la división de las víctimas, no sé si la AVT apoyará a Alcaraz y eso supondrá menor asistencia. Un saludo.