14/10/11

El bucle interminable



Hoy nos aburren los periódicos con la reunión de los negociadores que tienen como objetivo lograr que ETA deponga las armas y las idas y venidas de los políticos.

Aburren, porque llevamos cuarenta años con la misma historia y nos sabemos la copla hasta la náusea.

ETA exigirá que se acepten sus condiciones; nada tiene que perder, ellos no tienen ningún interés en dejar las armas, viven del negocio del asesinato y la extorsión.

Lo triste es que nos vuelvan a vender esta historia. Lo inquietante es lo que publica 'La Razón'. 

Es creíble que todo este montaje (que seguro que pagamos usted y yo) sea fruto de las negociaciones que mantuvo el Gobierno con ETA. La maltrecha campaña del candidato necesita un poco de oxígeno y piensa que un anuncio de ETA de que deja las armas, va a cambiar el sentido del voto.

Con su historial de apoyo a caballo perdedor, debería ser muy prudente en sus cábalas; porque es posible que ese anuncio sea el finiquito que necesita para una derrota histórica en las urnas y el fin de sus aspiraciones al cargo de Secretario General del PSOE.

6 comentarios:

Belosticalle dijo...

Desconozco si nuestro ordenamiento jurídico contempla el delito de alta traición. Debería. Con la pena congrua, es decir, la máxima.
¿Qué me dice usted, doña Carmen?

Carmen Quirós dijo...

No existe el delito de alta traición. Creo recordar que fue una de las cosas que se consideraron más franquistas y se eliminó pronto. El delito de traición sí existe; pero la actitud de nuestros gobernantes no se encuadra en el delito de traición.

De todos modos, sí está tipificada la colaboración con banda armada y se podría aplicar a los negociadores del gobierno con la banda, si existiera un poder judicial independiente y fuerte. En las condiciones actuales, no veo posible tal cosa.

Belosticalle dijo...

Pues aunque sea más literario que jurídico, veo que Hermann Tertsch habla también de ‘alta traición’ para referirse a lo mismo.

¿Franquista? A mí lo de high treason me suena como checspiriano. Muy agradecido.

Carmen Quirós dijo...

Sí, ya he leído a Hermann; pero esa figura jurídica que existe en otro países y existió en España, en el día de hoy no tiene vigencia.

Nuestro problema es que no tenemos buenos legisladores. La generación que parió leyes de calidad excepcional en la segunda mitad de los cincuenta, no tiene herederos. Se va legislando a golpe de moda o circunstancia, se introducen figuras nuevas que tienen una vida corta; porque las tendencias delictivas cambian con rapidez y esas figuras quedan obsoletas.

Se suprimen tipos delictivos que se consideran trasnochados, y cuando reaparecen conductas que los necesitan para poder ser penalizadas, no hay soporte jurídico.

Si tuviéramos legisladores con un conocimiento profundo de la arquitectura de la ley, no pasarían estas cosas; pero no se puede pedir en un tiempo en el que la formación académica es pésima, no genera cultura en la disciplina que se estudia ni fomenta la mentalidad analítica en el alumno, la mediocridad la tónica dominante y el amiguismo la vía de adjudicación de funciones, que los legisladores sean una excepción a la regla.

jano dijo...

Resulta que hemos tenido y aún tenemos (espero que por poco tiempo) a la Camorra Napolitana en el Gobierno de España ¡quién lo diría!
Estos chicos de la Mafia no pierden el tiempo, y ahora se van a reunir en San Sebastián, en una "Conferencia de Paz", para tratar de arreglar sus asuntos sin que haya muertos, invitados por todos los españoles.
Nuestro padrino, D. Vito De Leone, no se va sin dejar el "patio" más enmierdado de lo que ya está, aunque trate de evitar la sangre al precio que sea. Y encima le pagaremos una jugosa pensión vitalicia para que viva contemplando nubes a nuestra costa.
Un saludo,Carmen.

Carmen Quirós dijo...

Nada es eterno, nada es inamovible, Jano. Incluso las pensiones del pasmo. Un salaudo.