5/2/12

¿Por qué lloró Carmen Chacón?



VEA MÁS IMÁGENES DEL CONGRESO
Fotografía 'El Mundo'


Lo que más llamó mi atención en la votación de hoy para la Secretaría General del PSOE fue la reacción de Carmen Chacón.

Todos los medios (con diferente énfasis) comentan que, tras conocer su derrota, lloró y se retiró a su habitación. Nadie lo dice con claridad; pero todos insinúan que fue una pataleta en toda regla.

Es muy llamativa esa conducta. Carmen Chacón es una mujer madura, con una trayectoria política suficiente para estar preparada (en teoría) tanto para afrontar el éxito como el fracaso con elegancia, más en las circunstancias en las que se batía el cobre por el cargo.

Hasta los más ingenuos comprenden que lo que se jugaba en esta partida era una directriz: la lucha de los veteranos por controlar el partido y enterrar el zapaterismo causante de su debacle y los más jóvenes, más cercanos al destroyer, decididos a tomar el poder, en un Suresnes redivivo. 

No es un secreto para nadie que el aparato del partido manda y que si te enfrentas a él, caso de Chacón; más si has formado parte de un ala que, no solo ha puesto al partido contra las cuerdas sino que, lo más importante, ha llevado a graves dificultades económicas a la empresa que fue el portavoz del socialismo, con la creación de otro grupo que le privó de su poder y le llevó a la crisis que atraviesa hoy, lo mínimo que puedes esperar es que 'El País', como ocurrió la semana pasada, te crucifique, ningunee y vitupere sin misericordia. 

Por alto que sea tu nivel de confianza en tus capacidades y de optimismo en la aventura, a poca experiencia que tengas debes ver claro que enfrentarse al aparato no es gratuito, que tienes posibilidades de que su maquinaria se imponga en el último momento y te haga perder. 

No es posible que un político curtido, como se supone que es Carmen, ignore esta eventualidad y no tenga preparado un plan B. Era obvio que la batalla iba a ser sangrienta y que, si ganaba, le esperaba una campaña de juego sucio destinada a deteriorar su imagen y echarla de la política, si era posible o enfangarla lo suficiente para que sus expectativas de promoción fueran muy escasas.

Tampoco cabe en la estrategia de un político hábil que, una vez derrotado, cierre puertas y se niegue a integrarse en los cuadros dirigentes del partido. Rubalcaba es un gran ejemplo de cómo, pese a su larga trayectoria de derrotas en el apoyo a candidatos, supo  maniobrar aceptando con deportividad el revés, felicitar a los vencedores con tanto entusiasmo como si fueran su apuesta favorita y trabajar por conseguir la mejor posición posible para esperar su momento y volver a tener una alta cota de influencia en la nueva directiva.

Por eso resulta incomprensible la actitud de Chacón. Es un gran error reaccionar como una criatura echándose a llorar a moco tendido ante una derrota que, dado que lucha contra el aparato y sólo pierde por dos docenas escasas de votos, constituye una gran victoria y la sitúa en una posición de influencia más que notable, dado el grado de apoyo obtenido. Es inconcebible que opte por la retirada; porque deja indefensos ante la nueva directiva a todos sus  apoyos y pierde todas sus oportunidades, al tiempo que lamina a quienes la respaldaron.

Sólo hay una explicación para esa retirada al Aventino. Justo el día en que se vota al candidato a la Secretaría General, antes de que se echen suertes en la votación, 'La Gaceta' publica esta noticia

Es una bomba en la línea de flotación de la aspirante a Secretaria General del PSOE. Si gana la votación, mañana mismo 'El País' pondrá toda la carne en el asador para poner en marcha un juicio paralelo que la destrozará. Tendrá que dimitir tarde o temprano y en la campaña de la pena de telediario, su futuro político se verá destrozado, aunque, al final, los tribunales la declaren inocente.

Esta puede ser la clave. Podía soportar, incluso, el venenoso artículo de 'El País' mostrándola como una marioneta en manos de su ambicioso marido; pero no el ataque inmisericorde a su futuro político. Aunque el medio elegido para advertirla de las consecuencias de su enfrentamiento al aparato no está entre los más influyentes, basta y sobra para pasarle el mensaje.

Ante el riesgo que corre, es lógico que se haya retirado al Aventino apartada de la primera línea de influencia en el partido, a la espera de lo que resulte de la investigación abierta. Apartada de la escena pública, desactivará el interés mediático de las investigaciones y se librará de un juicio paralelo y de la tacha que podría depararle la eventualidad de una sentencia adversa, si llegara a producirse.

Es razonable pensar que, ante lo que ella verá como una jugada sucia de quien tiene tantos fantasmas en su armario y nada bajo la sombra de 'El Faisán', se niegue en redondo a ponerse a merced de sus maniobras. Es más seguro para su futuro retirarse a un segundo plano y, con el tiempo, olvidado todo este asunto, sea cual sea el resultado, se verá qué hace.

4 comentarios:

Rubín de Cendoya dijo...

Muy fundado comentario en la primera parte, en cuanto a la segunda no puedo juzgar pues el enlace a la noticia está chungo.
Un saludo.

Carmen Quirós dijo...

gracias por su aviso, Rubín. Voy a ver si lo resuelvo.

jano dijo...

A mí me ha funcionado el enlace y me ha informado de algo que no sabía, Carmen Quirós (que no Chacón).
Estaba cantado el resultado de la votación porque el PSOE no tiene nada que ofrecer: Los retales del pasado (Rubalcaba con su mierda) y los del presente (Chacón, con su mierda de ruina para España y su partido y su mierda, que no conocía, para acabar de cagarla más).
Un saludo, Carmen.

Carmen Quirós dijo...

Le ha funcionado el enlace, porque gracias al aviso de Rubín lo he enmendado.

Va a ser muy interesante observar los resultados a medio y largo plazo de la habilidad de Rubalcaba para reconstruir el partido. Los primeros pasos parecen llamados a la destrucción definitira.

Un saludo, Jano.