31/1/12

Asturias convocada




Asturias volverá a las urnas para elegir presidente el 25 de marzo
Álvarez-Cascos arropado por su gobierno. (Jesús Díaz para El Comercio)


Era imposible. El 'Pacto de la Zoreda' podía pasar por una leyenda urbana cuando sus protagonistas detentaban el poder y tenían un control pleno del escenario que les permitía representar la ilusión de que estaban enfrentados ante los votantes, mientras se repartían cuotas de poder y prebendas entre bastidores.

Cascos vino a trastornar ese paraje idílico. Se enfrentó con su candidatura a su propio partido; pero también a los poderes fácticos del Principado, nada interesados en una quiebra de los equilibrios alcanzados, perfectos para sus intereses, nefastos para los asturianos, esos siervos de la gleba modernos. 

Le hicieron la vida imposible, impidieron cualquier pacto, unos y otros, aunque ahora, el señor Fernández, lamente el trastorno que supone la cerrazón del PP y se desmarque de ella diciendo que fue insensata, que debieron pactar con Foro los presupuestos. Si esto es así, si quiso evitar este problema, debería aclararnos por qué no medió en el enfrentamiento entre la jaca teledirigida del PP, esa persona de perfil tan perfecto como chigrera, dando el apoyo de su partido a los presupuestos. No se moleste, señor Fernández. Lo entendemos de maravilla los asturianos.

Sumido en un callejón sin salida, nuestro Presidente ha decidido convocarnos. Dice que no ha hecho ningún cálculo electoral, que optó por convocarnos sin un sondeo previo sobre nuestro respaldo, por pura decencia y honestidad.

Confío en que sea un brindis al sol, una de esas mentiras estratégicas de los políticos; porque ese salto al vacío sin red, sería una irresponsabilidad que no nos merecemos. Una campaña electoral es cara, la pagamos todos y nuestra región está exhausta tras tantos años de desgobierno y saqueo inmisericorde. Si esa llamada no tiene seguro, si corremos riesgos de caer en manos de la tabernera o del gris Fernández, que nunca nos sacarán de la postración, aunque les dirigiera el Espíritu Santo en persona; porque de donde no hay no se pude sacar, nos habría llevado al abismo sin remedio.

Sea como sea: un salto sin red o un cálculo basado en perspectivas favorables para los objetivos que persigue el Presidente, lo que me queda es ir a poner velas en la Balesquida para que la Virgen de la Esperanza y la Santina nos ayuden; porque el panorama no puede ser más desolador y nos jugamos todo a una carta. 

2 comentarios:

jano dijo...

Sorprendido y sobrecogido por esta decisión, aún no sé cual es la jugada de Cascos después de haber metido el dedo en el ojo de nuestro inútil PP de Asturias, como Mourinho en su día, con la consiguiente reacción del Partido Popular, que prefiere unirse al "enemigo" antes de tenderle una mano a los asturianos y a su ángel caído. En el medio de la refriega partidista está Asturias, boquiabierta, contemplando una vez más cómo sus políticos anteponen sus intereses personales y de partido al interés general.
Ahora, y después de más de medio año perdido, Cascos se la juega a "doble o nada" (porque yo creo que se presentará como candidato)y yo ya no sé si votar y, en caso afirmativo, a quién votar; lo único que sé es que no sé nada, que Asturias está paralizada y que una nueva elección nos desgastará más en lo político y en lo económico y seguimos sin ver soluciones.La historia de Enrique de Trastámara se repite y no sé si optar por el Modus Ponendo o por el Tollendo.
Un saludo, Carmen, con los mejores deseos para todos.

Carmen Quirós dijo...

Es indispensable sanear Asturias. Hay tal cantidad de comederos y clientelas que es imposible que salgamos adelante en estas condiciones.

No sé donde vive usted; pero yo vivo en Oviedo y sobrecoge ver la cantidad de edificios destinados a dependencias municipales. Lo de RTPA es de juzgado de guardia. El montaje del Niemeyer para colocar a Tini, entre otros, alucina. Las exposiciones que se hicieron nos costaron mucho más a los asturianos de lo que costaron esas mismas exposiciones, por lo que pude ver, que en otros lugares.

La ley que votó la Junta para impedir que el ejecutivo hiciera recortes, es la prueba más palpable de hasta qué punto estuvieron dispuestos a llegar a la inconstitucionalidad para proteger intereses particulares por encima de los de Asturias.

Estoy tan furiosa con nuestros políticos que hoy estoy barajando con toda seriedad la posibilidad de afiliarme a Foro Asturias. Es indignante lo que han hecho todos esos, con Gabino como gran urdidor y la reina del chigre como correa de transmisión.