21/12/11

Bofetón institucional a Antigüedad





Poco hay que añadir a las imágenes. Tras años de cesión y genuflexión ante los terroristas tratándolos con guante de seda, no fueran a sentirse molestos, el ya presidente del Gobierno les ha dejado clara la situación.

Nada les debemos, ellos son los que tienen una deuda con España y tienen que pagarla. En tanto no lo hagan, el Gobierno se mantendrá firme.

No tuve ocasión de ver la cara de Antigüedad cuando respondió Rajoy a sus bravatas; pero sin duda, el arcaico personaje se habrá sentido muy sorprendido al ver que alguien, nada menos que la más alta institución del Estado tras el Rey, le plantaba cara y desmontaba la línea política de los siete últimos años. 

¡Zas! ¡En toda la boca! Y somos legión los españoles que aplaudimos con las orejas al ver al Estado poner a los terroristas en su sitio en cuatro frases.

4 comentarios:

Belosticalle dijo...

Gracias, doña Carmen, por el comentario y el enlace.

No había podido ver esa intervención de Rajoy, y me parece muy superior a la impresión sacada de su lectura. Contenido pero contundente, conciso y preciso, elegante.

Conozco de muchos años a Antigüedad. Tiene fama de duro, y con esa alma de corcho puede llegar a parecer un bestia... Pues frente al Rajoy de ayer no tiene ni para dos bofetadas.

Es la primera vez que lo digo, y creo que la primera que lo pienso: ¡bendita mayoría absoluta!

Otra vez gracias, con un cariñoso saludo.

Carmen Quirós dijo...

Yo no daba crédito cuando apareció la secuencia en el telediario. Muchas veces me pregunté qué haría Rajoy con el terrorismo, si sería firme. Parecía un hombre con poco carácter. Creo que esa escena responde la pregunta. Espero que sea así.

Todo mi afecto en correspondencia a su saludo.

jano dijo...

Se puede decir más alto y con más crispación pero no con tanta serenidad y firmeza, ante un añejo asesino que sólo entiende de violencia y muerte: "Yo a usted no le debo absolutamente nada; ni yo ni la sociedad española".
Hemos descubierto a un Rajoy preciso, conciso y con las ideas muy claras; plantando cara a los matones ensoberbecidos por tanta contemplación bobalicona y fallida, porque lo único que les interesa es una lucha tan desfasada como cruel y que ya no se puede sostener bajo ningún argumento lógico, desde hace muchos años y muchos muertos. Es un buen comienzo.
¡Felices fiestas, Carmen!

Carmen Quirós dijo...

Felices fiestas, Jano.