6/5/11

El Presidente del Gobierno garantizó ayer el fallo adoptado por el Tribunal Constitucional






El día uno de mayo de 2011 Estados Unidos respondió al ataque terrorista de las Torres Gemelas matando a su autor intelectual.

Hoy, jueves, cinco de mayo de 2011 el Tribunal Constitucional del Reino de España ha admitido que se presenten colaboradores y simpatizantes de ETA a las elecciones municipales, en contra de lo acordado en la Sentencia del Tribunal Supremo que anulaba las candidaturas dando por probado que estaban promovidas por la organización terrorista.

ETA ha atacado en más de mil ocasiones al estado español (y matado desde 1978 a setecientas ochenta y cinco (785) personas) mediante diversos atentados, algunos de ellos fallidos. Ha dejado un número indeterminado de mutilados o personas que han quedado incapacitadas como consecuencia de un atentado perpetrado por un comando del fundamentalismo vasco. 

La independencia del Tribunal Constitucional ha quedado una vez más en entredicho. Son muchos los fallos que ha emitido a lo largo de su historia en los que su actuación es cuestionable y en esta ocasión, una vez más, deja una duda sobre su independencia del poder ejecutivo dado que ayer mismo, el Presidente del Gobierno prometió a Urkullu que el TC daría el visto bueno a Bildu

¿Cómo podía saber esto el Presidente del Gobierno? En teoría, eran seis jueces los que tenían que examinar el recurso de insconstitucionalidad. Estaba avanzado el día de hoy cuando el empate en las posturas divergentes obligó a recurrir al Pleno del TC. ¿Cómo podía saber el Presidente que el Pleno iba a fallar contra toda lógica y amparar a quienes el Supremo afirmó que eran candidaturas promovidas por ETA?

¿Cómo es posible que el Presidente, todo el gobierno y el Tribunal Constitucional, tras esta secuencia que pone en entredicho, aunque sea mera coincidencia la independencia judicial, no tengan que dimitir de inmediato para evitar que los españoles se echen a la calle y les obliguen a irse quieran o no?

Los rotos que le ha hecho el Tribunal Constitucional al prestigio de la Judicatura, exigen que se tomen las medidas adecuadas para que desaparezca este Tribunal y pasen sus competencias, como es lógico, puesto que no puede haber ningún tribunal por encima de él, a una Sala específica del Tribunal Supremo.

Entre tanto, intento no pensar en las víctimas y, sobre todo, no desear que los miembros del pleno y sus seres queridos descubran por experiencia propia lo que han amparado. Lo mejor será que piense en irme lejos, muy lejos, olvidar que pertenezco a un país donde pasan estas cosas y los ciudadanos las consienten.

3 comentarios:

Gulliver dijo...

¿Cómo podía saber esto el Presidente del Gobierno?, se pregunta usted.

Para mí que debe ser cosa de "intuición" o de "telepatosis"

Hablando ya en serio, este es un país de locos (o de malvados):

1.- Se arma un mecanismo legal para excluir de las instituciones a ETA y sus adláteres y mariachis.

2.- Este mecanismo es suficientemente fiable como para soportar la prueba del algodón que supone someterlo al escrutinio del Tribunal Supremo, superándolo con nota.

3.- Llegados a este punto, se le entrega el "paquete" a un órgano de carácter político (tan político como que es capaz de inadmitir a trámite el 99% de las demandas de amparo que se le presentan, muchas de ellas muy fundamentadas, dejando en desamparo a los ciudadanos por el peregrino argumento de que la violación de derechos fundamentales que ha padecido, carece de "relevancia constitucional")

4.- Pues bien, este mismo órgano político que se la pisa con papel de fumar con los derechos y libertades de los españoles, desamparándolos con alegre espíritu magisterial, no ha tenido las piteras de actuar con Bildu con el mismo criterio que emplea para los humildes mortales.

En el caso de Bildu como en el del Estatuto de Cataluña el TC nos ha obsequiado además con dosis extra de "razones políticas" porque sus sentencias son fruto del pasteleo y de las presiones de los partidos

elquiciodelamancebia EQM dijo...

Dña. Carmen, ante la meridiana inexistencia de la división de poderes en España, que es lo primero que BILDU le ha recordado a sus benefactores, debemos practicar el disciplinado ejercicio de entender siempre lo contrario de lo que el poder parece querer decir: así, por ejemplo, cuando el Patxi dice que ‘los ciudadanos vamos a vigilarles de cerca’, está queriendo decir que los asesinos vigilarán de cerca a los ciudadanos con los censos en manos de BILDU.

De la misma forma que, cuando el agonizado ZP le dijo el otro día a Obama que mantenía su compromiso en la lucha contra el terrorismo, quería decir que había dado instrucciones para que los juzgadores nombrados por él valoraran que los españoles preferimos morir a matar.

El quicio de la mancebía [EQM]
elquiciodelamancebia.lacoctelera.net

jano dijo...

Carmen, el otro día le hablaba del "juego mendaz del gobierno con los nacionalistas vascos" porque se veía venir el paripé montado entre ambos: un PNV que amenaza con cesar su apoyo al gobierno si Bildu es retirado de las elecciones, un Lehendakari del PSOE que apoya la presencia de Bildu en las urnas y un gobierno que "acata la decisión del Supremo" porque sabe que detrás está el TC a las órdenes de su amo para hacer el trabajo sucio de permitir que ETA siga en las instituciones y, en agradeciniento, el PNV mantener el apoyo al gobierno. Difícil papel el del PP que deberá seguir apoyando a Patxi López para que el triunfo de ETA no sea total. No se puede ser más ruin que Zapatero y los componentes del TC.
Nosotros... A tragar como siempre.
Un saludo, Carmen.