21/5/11

El DRY se perfila como el arranque del agitprop



MONTORO
Viñeta de Montoro ayer en 'La Razón'

Conforme pasan los días y se suceden los acontecimientos, parece que quienes veían en el DRY un movimiento orquestado desde la izquierda al que se habían unido un montón de ingenuos e idealistas desnortados, va ganando. 

Me resisto a creer que todo esto sea una maniobra más del señor Rubalcaba; porque conozco un poco las dificultades que entraña poner en marcha un movimiento y, aunque reconozco la trayectoria de nuestro aspirante a Maquiavelo, la realidad, en mi opinión, es que no pasa de ser ese niño malo que cuando se le acusa injustamente de una fechoría, calla y aprieta los dientes ante el castigo; porque sabe que la condición de «malo» le da prestigio entre quienes admiran a estos tipos y prefiere la injusticia a deslucir su imagen. 

Un manipulador pata negra, mueve las fichas sin que nadie barrunte quién está tras las jugadas. A nuestro pobre ministro se le descubren todas, incluso se puede vaticinar (se ha hecho muchas veces) qué pasos va a dar. No le doy tanto crédito a sus capacidades para montar esto, como a su habilidad para usar las de otros y camuflar tras ellos sus intenciones a medio y largo plazo.

La figura que emerge, según van apareciendo las noticias, es la de la izquierda «extrema» de Cayo Lara, que da la cara como paladín de los DRY. Sin duda, puede ser la pantalla de nuestro ministro plenipotenciario, que, a cambio de la colaboración, le ofrece en bandeja la colecta de votos que pueda obtener entre los acampados. 

Bildu ha hecho suyas las peticiones de los indignados. Tomás Gómez les tira los tejos. Zapatero no se queda atrás. Pese a que la Junta Electoral Central, (secundada por las resoluciones de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo), ha declarado que no puede mantenerse la acampada en Sol en la «jornada de reflexión» el Ministerio del Interior no va a hacer lo necesario para ejecutar lo ordenado por estas instituciones

No sería acertado meter en un cesto a todos los movilizados. Hay gente que no tiene nada que ver con esos grupos aunque asume parte de su ideario; pero lo que nos importa es comprobar, siguiendo los movimientos del último momento, cómo están las cosas y por dónde van los tiros.

Uno de los problemas que ofrece nuestra prensa es que nunca considera en las declaraciones de los políticos, cuando les sorprenden, el ámbito al que se dirigen. Hace semanas Mariano Rajoy declaró, con gran sorpresa para los medios, que si a los seis meses de llegar a la Moncloa no le habían hecho tres huelgas generales es que no lo está haciendo bien. Cierto que todos somos conscientes de que la paz social actual desaparecerá si el PP gana las elecciones; pero también sabemos que tras la calma chicha de estos años, la movilización necesita un tiempo para calentar motores y no se daría ese logro, si no hay un movimiento previo. Ahora vemos que era una advertencia a los socialistas, tal vez a Rubalcaba, haciéndole ver que espera y está preparado para la ofensiva.

Mayor Oreja, ex ministro de Interior con Aznar y hombre con una gran capacidad de análisis, que siempre ha sido certero en sus dictámenes, ve en el movimiento una estrategia del PSOE contra el PP. Pero la prueba del algodón está en lo ocurrido hoy en los Mercados.

Analicemos la noticia y en particular este párrafo:

«Pero no se trata sólo de la situación de Grecia, ya que la percepción de España se había deteriorado claramente en los últimos días como consecuencia de los movimientos sociales que vive nuestro país, con epicentro en la Puerta del Sol de Madrid».

¡Si es poco menos que un movimiento hippie, por Dios! ¿Cómo puede influir en la confianza de los mercados en nuestro país?

Muy simple. No es lo que está pasando hoy, es lo que presagia. Los analistas intuyen que si gana el PP el PSOE va a lanzar una campaña de agitación en todos los frentes contra el nuevo gobierno. Eso significa grandes pérdidas para la economía española, inestabilidad, dificultad, si no imposibilidad absoluta, para tomar las medidas necesarias para enderezar nuestra economía.

Puede que sean ingenuos, desnortados e idealistas independientes; pero todo indica que quienes observan no lo ven así o, al menos, perciben que esa masa, más o menos heterogénea es el germen de algo mucho más peligroso que espera el devenir de las urnas para poner fin al periodo de paz social. 

Puede que esté analizando mal los signos; pero el voto de confianza inicial, aunque no queda eliminado, se debilita. Sigue vigente la génesis que analicé en la pasada entrada; pero parece que la decepción que perpetró Zapatero está siendo bien canalizada para usarla, con el  tiempo, en interés del PSOE.

5 comentarios:

J.I. dijo...

Poco que añadir a su comentario.

APR lo que tiene de meritorio es su absoluta falta de escrúpulos y, la absoluta impunidad en la que se mueve. Sobre su supuesta "gran" inteligencia, decir que en el país de los ciegos ...

Decir que esta es una situación en la que ¡ojalá! me hubiera equivocado y, fuese su, inicial análisis, el correcto. Ya veremos lo que pasa mañana en los colegios electorales. ¡Ya veremos!

PD: No se disculpe. Si tuvieramos que estar pendientes de los comentarios, no hariamos nada más en esta vida y, ¡más en la Argos, que hay paladas para aburrir!

sendalibre dijo...

Doña Carmen, yo creo que la manifestación del día 15 de mayo se venía fraguando desde hace varios meses, la aparición del libro de Hassel y su gran difusión, sobre todo en círculos universitarios, fue determinante. Las semanas siguientes por las facultades empezaron a aparecer carteles. La movida se estaba cociendo y había una calma chicha que hacía presagiar la tormenta.
Sin embargo lo de la acampada de Sol y su propagación por otras ciudades fue algo inesperado, espontáneo. Yo vi la mani del 15 en Granada y, aunque numerosa, se disolvió como una manifestación más, sin idea de hacer acampada ninguna. Lo mismo pasó en Barna, Valencia etc.
Otra coa distinta es que una vez puesta en marcha la movida surgen los que quieren sacar tajada, Rubalcava y Cayo por supuesto. Sin embargo hay tanta gente involucrada y tan distinta, y tantas veces manipulados y escaldados, que sigo confiando en que sean capaces de defenderse de los manipuladores.
Veremos lo que va pasando.

jano dijo...

Pues yo sigo pensando, como al principio, que esto no es un montaje; es más bien la culminación de un hartazgo general hacia nuestros políticos de todos los colores, con la guinda de una crisis económica brutal y unas cifras de paro inadmisibles que además, no tiene visos de solución. Rubalcaba será un brillante Maquiavelo, no lo discuto como tampoco discuto la falta de ética del PSOE por enésima vez demostrada. pero de ahí a poder montar una movida de tal envergadura hay un abismo y no creo que la gente movilizada lo esté por un gobierno que rezuma necedad por todas partes, y mucho menos por unos sindicatos felones que sólo representan a sus propios intereses, caídos en el mayor y más merecido desprestigio.
Esto, en mi modesta opinión, va en serio y los oportunistas de siempre están tratando de rentabilizar un movimiento que no pueden controlar y les tiene sencillamente acojonados; es algo más que mandar a sus incondicionales unos SMS, aprovechando el 11-M, para tumbar a un gobierno cuatro días antes de las elecciones.
Puede que este movimiento tenga alguna dosis de ingenuidad y romanticismo, pero la firmeza con que se ha llevado a cabo nos indica que no se trata de una pandilla de imbéciles manipulados por los que han llavado al país al desastre.
El tiempo lo dirá definitivamente. A estas horas de la jornada la participación en las urnas supera a la alcanzada en 2004.
Ya es algo.

Un saludo, Carmen.

Natalia dijo...

Jano, yo también creo que no ha podido montarlo Rubalcaba, aunque pueden beneficiarse quizá. Veo muchas cosas negativas en el movimiento, pero me voy a centrar en lo que podría ser bueno: estimular la participación en la política de la sociedad civil y canalizarla, gracias a su heterogeneidad crear entre ellos una cultura de debate político con respeto entre personas de ideas distintas, no movidas por intereses de partido sino por la voluntad de hallar las soluciones más acertadas.

Carmen Quirós dijo...

Un saludo a todos.