17/6/11

La corrupción en Asturias queda documentada






VOTOS POR PARTIDOS EN ASTURIAS
PARTIDOESCAÑOSVOTOS
FAC1617758829.75 %
PSOE1517771429.77 %
PP1011893019.92 %
IU-LOS VERDES46151310.3 %


Como comenté en otras entradas, los asturianos escuchábamos rumores de pactos secretos entre las dos principales formaciones; pero no dábamos crédito, en general, a esas noticias, aunque no dejaba de resultarnos chocante que, derrota tras derrota del PP, no cambiara la estrategia, eliminara a Ovidio Sánchez, el gran lastre del PP, y eligiera otro candidato que no disuadiera de antemano el voto a esa formación.

Lo ocurrido en la formación de la Junta General del Principado, ha sido la confirmación final de que todas esas habladurías tenían fundamento. Es inconcebible lo que ha ocurrido y todos tememos que la pinza se extienda a la votación a la Presidencia del Principado de Asturias.

El Caso Marea, un escándalo de corrupción que salta en vísperas de las elecciones, parecía afectar solo al PSOE. El asunto de Villa Magdalena, una simple suma de torpezas de Gabino de Lorenzo, que dábamos por disculpadas ante el hecho esencial: había salvado el edificio y eso era lo que nos importaba.

Todo cambia ante los hechos que estamos presenciando. La inédita alianza pública entre el PSOE y el PP asturianos frente al «outsider» nos lleva a maliciar que hay mucha basura escondida bajo las alfombras y que no pueden permitirse que un extraño tome el control, estudie la situación y airee los trapicheos, llevando, tal vez, ante los Tribunales a los corruptos. Era eso, justo eso, lo que pretendíamos los votantes. Ahora, la pinza PP-PSOE malogra nuestro mandato.

El pacto burla el sentido de nuestro voto; pero sobre todo, desata inquietudes extremas sobre la legalidad de las operaciones que han estado desarrollándose en la sombra del Ayuntamiento de Oviedo y del Gobierno del Principado y eso son palabras mayores.

A estas alturas, caben pocas dudas de que la pinza privará a Cascos de la Presidencia del Gobierno del Principado; pero en el mismo momento en que se consume el insulto a los votantes, se iniciará una reacción ciudadana que no imaginan. No serán los «indignados» sino los «ciudadanos» los que inicien un movimiento de repulsa y petición de cuentas que obliguen a levantar las alfombras. 

Llevan demasiados años burlándose de nosotros. Hemos dicho claro que estábamos hartos y no nos han escuchado. Ahora tendrán que hacerlo, les guste o no.

2 comentarios:

jano dijo...

Ve usted, Carmen, el juego tramposo que es la política en este país ¡cómo no va a haber 15-M y desencanto ante las urnas! al final los acomodados en el poder (los que viven de la política) son capaces de pactar con su peor enemigo para seguir ahí, con corrupción o sin ella. Los votantes contemplamos una vez más cómo se pasan por el forro nuestros votos, sin que ningún partido quiera cambiar las reglas del juego porque no les interesa.
En las generales deberíamos votar en blanco todos para ver si así entienden que estamos hartos e indignados de tanta obscenidad, de tanta pornografía política que, además, no te pone cachondo.
Un saludo de un indignado.

bosco dijo...

POLIBIO, en su Historiae (VI, 3, 5 - 12; 4 1 -11; sobre 200 aC) expone la teoría de la ancyclose -teoría cíclica de ls suceción de sistemas políticos, que más tarde recoró Maquiavelo. Dice que suelen producirse seis fases: la monarquía, que degenera en tiranía, que a su vez degenera en aristocracia, que degenera en oligarquía, a la que sigue y trata de corregir la democracia, pero zozobra en la oclocracia, el peor sistema de todos, que es gobierno del populacho. Cuando llega, sigue diciendo Polibio, no cabe esperar más que un hombre providencial que reconduzca a iniciar el ciclo. Sigo admirando, tras varios lustros, tu ingenuidad. Un abrazo. Bosco.