16/6/11

La kale borroka invade España



Varias decenas de jóvenes concentrados ante la comisaría de Les Corts, donde están los detenidos. | Efe
"Indignados" de Barcelona (EFE para 'El Mundo')


La organización política que rige los destinos de cada país es el resultado de un largo proceso evolutivo marcado por los avatares de su historia que fueron generando unas normas, unos acuerdos sociales, unos puntos de consenso generalizados en el conjunto de la población.

Toda organización política es imperfecta; puede y debe ser mejorada. Para ello existen dos caminos: la revolución y la evolución.

La experiencia de la Historia muestra que las revoluciones no son un buen camino. Producen fracturas en el sistema que conduce a la implantación de sistemas autoritarios, si no despóticos. La evolución, sin embargo, es mucho más estable, regenera, impulsa, favorece el desarrollo de estructuras nuevas sustentadas en las aspiraciones de la mayoría, que mejoran siempre el sistema.

Es posible que el movimiento 15M haya sido un brote entre ingenuo y voluntarista de corregir los defectos de nuestro sistema en su origen; pero los hombres y mujeres de buena voluntad que pretendieron cambiar su mundo en su momento, han sido sustituidos por los antisistema, pervirtiendo el objetivo inicial de la protesta.

Es muy grave lo que ha ocurrido estos días en la toma de posesión de los Consistorios y Gobiernos autonómicos; aunque no es más que una segunda edición de un desacato previo: la violación de la jornada de reflexión, bendecida por el Ministro del Interior, más preocupado por los resultados electorales que por el interés común.

El titular de la cartera de Interior ha seguido manteniendo la misma postura de dejación de funciones y eso es más grave que los disturbios; porque lo ocurrido en las tomas de posesión es delito y quien debe ser el primero en perseguir el delito se ha lavado las manos; pero la alarma máxima que entraña es trascendente; porque presagia un futuro inmediato muy oscuro en épocas convulsas, que lo último que necesitan es que el fenómeno kale borroka se contagie a toda España.

Será necesario tomar, con el nuevo Gobierno salido de las elecciones generales, un montón de medidas muy duras y restrictivas de la capacidad adquisitiva, de la seguridad laboral, incluso de las prestaciones sociales a las que estamos acostumbrados, para corregir los efectos de la combinación del derroche delirante, el desgobierno y la crisis interna y externa que nos ha azotado.

Necesitamos disciplina, capacidad de sacrificio y, sobre todo, sentido común y paz social, para atravesar la dura fase que nos espera para no entrar en quiebra y sentar las bases de una prosperidad sólida a medio y largo plazo.

Las kale borroka que nos ha invadido va a impedir que ese clima, necesario para la recuperación, resulte una quimera. Todos estos actos desarrollados ante la pasividad del Ministerio del Interior son la semilla de las movilizaciones, los excesos y barbarie que nos deja en herencia, para rematar la crisis total, de la que nada se escapa a estas alturas en nuestra sociedad el actual Gobierno y en especial, el Ministro del Interior.

Espero que los españoles encontremos un camino para hacer pagar a los responsables de esta locura la política de tierra quemada que adoptaron cuando vieron que perdían el poder sin remedio. Para ello, hace falta un segundo movimiento de ciudadanos comprometidos, más que respetuosos, vigilantes celosos de salvaguardia de la democracia, que exijan al nuevo Gobierno la jura de cuentas de sus antecesores y nos ayuden a impartir un castigo ejemplar a los responsables de la debacle, aunque sólo sea para sentar un precedente que disuada en el futuro a un Gobierno a practicar la ingeniería social que aplicó este, llevándonos al naufragio absoluto.

5 comentarios:

Bonnie E. Parker dijo...

Buenos días Carmen

El problema de esto es que la masa no está hecha para la política.
Un grupo de buenas personas sólo mostrará buenas intenciones, pero eso ni va a cambiar la política ni la democracia ni nada.
El que quiera cambiar la política de este pais debe de meterse en el ajo, y cambiarla desde dentro, formando un partido y defendiendo sus propuestas en el parlamento.
No vale con salir a la calle y quejarse. Los políticos ya saben que los españoles de "a pié" están desencantados y siempre nos quejamos de ello, en el bar, con los amigos y con la parienta (o en los blogs como nosotros), pero esto no cambia nada y los políticos lo saben (de eso se valen).
Además este movimiento no es legítimo ni representativo (bueno socialmente sí, pero sólo eso, un experimento sociológico)..y eso, llámame Alfredo lo sabe muy bien, por eso ha dejado que esto vaya difuminándose en el tiempo, y que se caiga por su propio peso, sin perjudicarse a si mismo ni a su partido.
El único camino es el castigo en las urnas, los políticos es lo único a lo que temen, ya que muchos se tendrán que buscar por primera vez una salida laboral que no sea el asiento en un Ministerio o una Secretaría Gral.
Expectante estoy para ver que trama nuestro DR. Jeckyll&Mr.Hyde particular
Un fuerte abrazo,

Carmen Quirós dijo...

Yo también estoy expectante Bonnie. Miedo me da... Un abrazo.

elquiciodelamancebia EQM dijo...

Dña. Carmen:

Unas buenas herramientas sociales para la nueva vertebración social hubieran sido los sindicatos y las asociaciones de vecinos. Pero unos y otras están em manos de burócratas que viven de las mismas a través de las subvenciones gubernamentales.

Queda la figura del moderador, el Jefe del Estado, al que le ha pillado mayor y que, además, desde el 23F modera lo justito.

Ni siquiera los movimientos del voto en blanco han tenido acogida.

De modo que veo muy dificil que sin un pacto de Estado esto cambie. Y no parece que haya ningún interés en regenerar España por parte de los dos grandes partidos. Seguramente también porque no quieren que nadie les levante las alfombras.

Lo de estos días, un movimiento inicial de gente universitaria y varia de buena fe, a la que enseguida se unieron anarquistas, okupas y los servicios de inteligencia. La deriva -promovida e intencionada o no- ha hecho que se marchara la gente indignada. La defensa del Estado de Derecho, en paradero desconocido, siguiendo el modelo vasco.

La situación del país: en bancarrota moral, económica, política, social y educativa.

Bueno, ya sabe vd que no soy nada optimista.

El quicio de la mancebía [EQM]
elquiciodelamancebia.lacoctelera.net

jano dijo...

Carmen, el movimiento 15-M no ha fracasado aún porque pasará a la historia reciente de nuestro país como el intento de unos ciudadanos pacíficos, y culturalmente solventes, de dar un toque de atención a los gobernantes, que han cometido el error de no definir sus propósitos de forma clara y dejarse llevar por la idea de "comuna" que ha fracasado repetidas veces a lo largo de la historia; tampoco han tenido muchas opciones teniendo en cuenta la degeneración política que se vive, que no te permite una participación real en las tareas del Estado porque es "cosa de políticos".
El ministro del interior (y más cosas) no tiene el carisma ni el poder de convocatoria para montar el tinglado que se montó y se dijo que duraría hasta las elecciones y aún persiste; pero sí sabe que dejando hacer, el 15-M degeneraría en lo que es hoy: una revuelta de la chusma (antisistema, okupas, ultras de todo tipo y delincuentes comunes) que permanece agazapada hasta que encuentra la oportunidad, amparada en el "efecto rebaño" de un movimiento legítimo, para ejercer la violencia más brutal y antidemocrática con el fin de imponer la dictadura de sus instintos. Ya ha ocurrido en otras ocasiones (el "cojo Manteca" destrozando una cabina telefónica en una manifestación estudiantil). Y todo esto Alfredo lo sabe y por eso no actúa y deja que las portadas de los periódicos se ocupen de las algaradas de los pretendidos "indignados" para que no se huela la putrefacción del gobierno y también arañar algunos votos en las futuras generales. Se trata de abortar el desmantelamiento del privilegio de los políticos en nuestro país.
Un saludo a todos.

Carmen Quirós dijo...

EQM, Jano, excelentes reflexiones.

En efecto, las cosas están muy mal y el pacto de Estado lo veo difícil, salvo que el leñazo del PSOE sea impresionante en las generales y Rubalcaba no consiga la secretaría general. Mientras esté él al mando, el PSOE trabajará por tierra mar y aire para desgastar al gobierno y hacerle fracasar.

La maniobra de infiltración en el 15M era una estrategia cantada, que los promotores del movimiento debieron prever desde el principio. Han fracasado, al menos en el primer intento; porque el sistema de protesta que eligieron no era el adecuado para protegerse y al prolongarlo, sirvieron en bandeja la desnaturalización de las protestas. Esperemos que hayan aprendido, se reagrupen y diseñen estrategias mejores.

Un saludo a ambos.